Tiempo de lectura: 8' 15'' No. de palabras: 1353

Un Atari autografiado por su creador Nolan Bushnell adorna la mesa donde asienta su 'laptop' Mac en el Campus Party. Fue su primera consola de juego cuando tenía 7 años. Desde ahí, 'Kako' Vera -como lo conocen sus amigos en el medio tecnológico- sintió que lo suyo era el diseño, sobre todo el multimedia, el interactivo, ese que "crea mundos diferentes para las personas".

El Campus estaba lleno. El jueves (en Cemexpo), 2 500 personas ocupaban todas las bancas. En una de las mesas de innovación estaba 'Kako', metido en su mundo digital.

La concentración de este animador web, de 35 años, estaba en uno de sus nuevos proyectos. En la Mac se divisaba Q-Way, una aplicación para conocer el transporte público de Quito por Android o iPhone.

Habla de su trabajo, mientras se acomoda un chaleco con el logotipo "Q", del Municipio. De hecho, planea presentar el proyecto hoy en el Quitotec, para recibir el presupuesto de la Alcaldía y ejecutar el programa. "Es como un Waze, pero del transporte público; ubica las paradas, las líneas de buses y se puede alimentar con el estado de tráfico de la ciudad".

Se acercan los amigos. Todos se conocen desde hace tres años, en la primera presentación del Campus Party en la capital. 'Kako', risueño, quiere hablar sobre uno de sus más grandes trabajos: www.megamind.com/awesomemachine. Saca una sonrisa y en medio del bullicio del campus con música, personas tecleando y otras exponiendo en paneles, cuenta que trabajó para Dreamworks.

En el 2010, esta empresa, creadora de la película 'Megamente', lanzó al mercado un set de juegos en línea de los cuales 'Kako' fue el director y creativo. Digita la dirección web ese momento y aparece el dibujo junto al robot diciendo en inglés "Haz clic aquí para empezar a jugar". El animador web pregunta feliz si vieron la película.

Pero no todo su mundo gira entorno a las computadoras. Se da un espacio en sus proyectos para ser padre y llevar a sus dos hijos a estudiar todas las mañanas. "Esto es mi vida, me apasiona lo que hago y siempre busco qué más hacer, qué proyecto emprender".

La conversación con 'Kako' sigue y en medio de preguntas y respuestas se acerca Byron Agila con una mochila negra colgada en los hombros. Y se despiden. En sus brazos llevaba dos tatuajes. El izquierdo es un código binario. En medio hay un trébol de cuatro hojas, una mujer y las teclas Control, Alt y Suprimir.

¿Qué significa? "La suerte y mi mundo, que es lo digital", responde tomando con esa mano sus lentes.

Muestra el otro brazo con una inyección tatuada apuntado a la vena; de ella sale música. "Paso en mis proyectos, trabajando, aislado de la gente, pero acompañado de mi música, la que me inspira".

Camina para un pasillo del Campus y se sienta en el piso; pues las sillas están ocupadas. Allí recuerda los tiempos en que vivió en Inglaterra cuando era niño, ahora tiene 23 años. Desde antes de los 10 ya tenía acceso a Internet. "Me empecé a interesar en esto, en saber cómo funcionan los programas, cómo se genera el contenido en tiempo real, es algo fascinante".

No ha estudiado esa carrera; es autodidacta. En el colegio siguió Informática y en la Universidad, Electrónica, pero dice pasar horas -al menos unas 16- frente a su máquina, para investigar. Así ha llegado a desarrollar páginas web y a generar contenidos en una comunidad masiva en línea. "No soy de esos que anda con la 'laptop' a todas partes ni escuchando música en la calle. Lo hago a veces, pero vivo en función a esto porque me encanta", dice tocando su muñeca derecha donde hay cartas tatuadas. Para él siempre se debe tener un as bajo la manga.

Se para de la alfombra para presentar a un empresario digital guayaquileño que se radicó en Santiago de Chile por unos proyectos tecnológicos. Es Luis Loaiza, que come un sánduche. Falta un poco para las 6 de la tarde y ese es su almuerzo.

Ahí, en el Campus Party, el tiempo pasa sin sentir.

Él permite que se le acerquen aún interrumpiendo su 'lunch' de jamón con queso, mayonesa y gaseosa.

Están con él sus compañeros del proyecto en Chile, pero ellos dicen que Byron es el interesante, el creador. Hace tres años creó el Club 40, un juego en línea sobre las tradicionales cartas del 40 que funciona en Facebook. Programar estas aplicaciones le apasiona.

Hoy tiene 250 000 usuarios. Vino al Campus estos días para empaparse de las novedades, luego comenta que regresará a Chile. A Luis, de 26 años, le gusta la neurociencia, la física cuántica. Más que con música pasa su tiempo en esos libros y en la 'compu'. Al Campus no solo vienen de otros países. Chicos se movilizan de otras provincias a la capital. Según los gustos se agrupan en Ciencia, Cultura Digital, Creatividad e Innovación.

Navegando con una conexión de 5 gigas por segundo (5 000 veces más rápido que un Internet de hogar) apareció Franklin Placencia, en la mesa de Creatividad. Sentado con un carrito amarillo de juguete trataba de colocarle un arduino. Esta es una plataforma de 'hardware' libre, basada en una placa con un microcontrolador que está diseñada para facilitar el uso de la electrónica.

Franklin, ambateño de 23 años, la iba a usar para manejar un tractor desde el celular. Usualmente, o más bien a la antigua, los carritos se movían por control remoto Él toma el carro con sus manos llenas de pulseras tecnológicas, se ríe y dice que esos ya son tiempos del ayer. "Ahora hay otras formas y se puede usar el sistema Android, el iPhone o las tabletas".

Es un campusero. Llegó el miércoles para ver si una de las tres empresas cazatalentos (Movistar, Yachay y ConQuito) mira su potencial. Estudia el séptimo semestre de Electrónica y Telecomunicaciones en la Universidad Tecnológica de Ambato.

Recoge las piezas desarmadas. Trata de unir los cables y pegar el 'hardware' mientras escucha Guanaco MC, el cantante de música alternativa que también es de la 'Tierra de las flores y de las frutas'.

"Esa música y la rumba flamenca me gustan. Es mejor para mí, oír esos ritmos cuando hago mis proyectos". Dice que su familia, su madre y su hermana piensan que está jugando, pero para él eso es más que un juego, "es mi vida".

Innovación
Estudios. ­­ Diseño gráfico multimedia y animación en la Universidad San Francisco de Quito.

Proyectos.  Trabajó creando un juego para la empresa cinema­tográfica Dream­works, de la película 'Megamente'. Ahora se enfoca en una aplicación para conocer el transporte público de la capital.

Creatividad
Estudios. ­ Electrónica y Telecomunicaciones en la Universidad Tecnológica de Ambato.

Proyectos.  Prepara el manejo de un carro de juguete por Android, iPhone o tabletas. Utiliza el 'hardware' libre Arduino, que funciona con una placa microcontroladora que se utiliza en el campo electrónico.

Estrategias
Estudios. ­ Ingeniería en Sistemas Computacionales en la Escuela Politécnica del Litoral.

Proyectos.  Viajó a Chile para participar en un proceso de aceleración e incubación de proyectos de innovación tecnológica. En el 2010 desarrolló el núcleo de programación de Club 40, que está en Facebook.

Cultura digital
Estudios.  Electrónica y Telecomunicaciones en la Universidad Israel.

Proyectos.  Desarrolla páginas web. Es autodidacta en Internet e investigador de ciencias.

"La investigación es esencial en el mundo tecnológico. Eso fortalece los conocimientos, enriquece".

Luis Loaiza Director de proyectos "Creo que puedo aportar para mejorar el sistema en beneficio de las personas, al menos desde mi trinchera".

'Kako' Vera Animador web

Califique
2
( votos)