Tiempo de lectura: 8' 19'' No. de palabras: 1414

El voluntariado también tiene su espacio entre los adultos mayores. Angelita Alba, de 77 años, llegó hace cinco meses a la Fundación Corazones Solidarios, en Cumbayá. La mujer de cabello cenizo y tez trigueña vive en Tanda, al nororiente de Quito y reconoce que antes de llegar a este sitio se sentía desamparada. Ahora acude cada martes y viernes a este grupo de apoyo a la tercera edad, en donde trata de olvidar sus problemas familiares. Ella ha sido maltratada por su hijo, pero aquí recibió apoyo y atención psicológica.

En esta organización, 100 adultos mayores de los sectores aledaños a Cumbayá realizan baileterapia y manualidades, explica Magdalena, una de las voluntarias y promotoras del proyecto.

Esta iniciativa comenzó hace dos años pero aún no tienen un lugar donde realizar las reuniones.

Consiguieron la donación de un terreno, cercano al parque de Cumbayá, pero buscan donaciones para edificar el centro.

Marió Armas , educador comunitario del Centro de la Experiencia del Adulto Mayor Norte, señala que solo en el Distrito Metropolitano de Quito hay 205 000 adultos mayores de 60 años que requieren atención. Por esta razon el Patronato Municipal San José creó espacios de interacción. Ahí pueden participar, producir, instruirse, recrearse y recibir atención. “Lo que mantiene feliz y saludable al adulto mayor son los talleres de ocupación del tiempo libre, así como los de índole productivo, como panadería y costura”, explica Mario. A la vez que cuenta que se requiere voluntarios para actividades de apoyo.


En el Ancianato Feliz Hogar, en Carapungo, en el norte de Quito, se brinda servicios de Geriatría y Gerontología. “Se cuida la nutrición y estado de ánimos de los viejitos”, dice la directora, María de Lourdes Alvarado. A este centro asisten adolescentes del Colegio Giordano Bruno para apoyar a los ancianos, conversar con ellos.

Las personas mayores no son las únicas beneficiadas, también los voluntarios reciben cariño y encuentran una “oreja” que los escucha y apoya en su lucha cotidiana, dice Sebastián Aguas, voluntario.

Otro lugar en donde se requiere voluntarios jóvenes es en el Ministerio Círculo de Oro en la Iglesia El Batán de Quito. Son unas 50 personas que reciben apoyo espiritual y necesitan voluntarios.

RECREACIÓN
‘Compartir me hace crecer espiritualmente’  

Realizamos  gimnasia, baile y celebramos los cumpleaños de cada miembro del Círculo de Oro. Muchas de estas personas no salen de sus casas, más que para venir a la reunión que realizamos el viernes cada 15 días.
 
Nos preocupamos de que tengan un apoyo espiritual, que es lo más importante.
 
Para los mayores, muchas veces la soledad, la pérdida de intimidad en los geriátricos, los abandonos  los hace sentir desvalorizados. Muchas afecciones de la edad madura son consecuencia de la depresión que les ocasiona el sentirse obligados a estar sin ningún afecto o alguna ocupación y como consecuencia, a no ser tenidos en cuenta. En el Círculo de Oro evitamos esto  apoyándonos en Dios. Tenemos talleres  y organizamos paseos y salidas de campo.

La mayoría de miembros somos mujeres. A veces los ancianitos hombres prefieren quedarse en  casa. Por ello,  buscamos voluntarios varones  que tengan a Dios en sus corazones y puedan animarlos  a realizar actividades que consideren entretenidas.

Dónde ayudar
 
En el Ancianato “Feliz Hogar” . En Carapungo Tercera Etapa. Telf.:2425 078.

Hogar de Ancianos    Dulce Senilitud. Dirección: Conocoto, calle  Napo  y Manabí. Tel: 2862 533.
 
Iglesia  del Batán   requiere transporte para los adultos mayores. Telf.: 099486279.

Alimentación

Sarita Calderón
Voluntaria en la Toca de Asís


‘Cocino en la Toca de Asís para los ancianos’   

Realizo una sencilla labor de voluntariado en la Toca de Asís. Yo cocino para las personas ancianas y pobres el segundo domingo de cada mes.

Hace un año y medio preparo los alimentos para estas personas con todo mi cariño. Ellos son muy humildes, siempre me dicen que está delicioso.  Lo que me motiva es devolver a Dios una parte de todas las bendiciones  que me ha dado.

Siento una alegría muy grande al ser voluntaria, pero también respeto y admiro mucho a los  hermanos de la Toca de Asís que dejan toda riqueza para servir al prójimo. Hago un llamado a los padres para que les enseñen con el ejemplo a sus hijos a ser caritativos sobre todo con los ancianos.

Deseo hacer otro llamado de atención. Cuando donamos, cuando damos algo debemos dar algo que sirva. En la Toca de Asís hacen falta  alimentos y a veces los que llegan ya no están en buen estado para que se puedan comer. Agradezco al señor Juan Guerrero que nos coordina para ser voluntarios en la Toca de Asís y hacer este voto de ayuda.

Más apoyo

El Hogar   Corazón de María, en av. De la Prensa,  requiere alimentos y ropa . Telf.: 253 1  933.

Hogar de  Ancianos   Dulce Senilitud, en Conocoto. Telf.: 286 2533.

Camino  de Fe, en Carcelén,    requieren alimentos y una batería sanitaria. Telf.: 2471 988.


Donaciones

Magdalena Luna y Patricia Villacrés
Voluntarias


‘Necesitamos donaciones para 100 personas’
 
Hace dos años nos reunimos con 100 ancianos de la parroquia de Cumbayá y los sectores aledaños.  Hacemos diversas actividades como terapia de baile y arte. No teníamos un lugar dónde reunirnos y la Junta Parroquial nos prestó un cuarto pequeño, pero las 100 personas no alcanzan ahí. Así que redactamos un proyecto para pedir la donación de un terreno. Ahora ya lo tenemos, pero estamos buscando donaciones de material de construcción y dinero para edificar una centro. Doy clases de manualidades, aunque ahora ya tenemos el apoyo de profesores del programa Sesenta y Piquito.

Los miembros de nuestra organización son ancianos de escasos recursos, gente de la parroquia de Cumbayá y sectores aledaños que acuden con muchos problemas familiares y sociales. Hacemos  visitas de campo. Vamos junto con una psicóloga a conversar con las familias de los viejitos para que cambien su forma de tratarlos y no los abandonen. Los ancianitos también mejoran su estado anímico y salud cuando vienen al grupo.


Donaciones
La  Toca de Asís  requiere alimentos, cobijas y  artículos de aseo. Está ubicado en la Valparaíso N-6 56 y Don Bosco (atrás del  Don Bosco de la Tola) Telf: 228  8930.
 
La Fundación  Corazones  Solidarios necesita dinero y material de construcción para  el centro y atender 100 personas.

Salud

‘Hago terapia física con el adulto mayor’   

Soy voluntaria en el área de Terapia Física de la Clínica Nuestra Señora de Guadalupe, en el norte de Quito. Aquí  ayudo a los adultos mayores a realizar ejercicios de Terapia Física. Esta actividad ayuda a aumentar la movilidad articular y   mejora la independencia en actividades de la vida diaria. También aumenta la fuerza muscular y  evita  lesiones articulares y problemas musculares sobre todo lesiones y  pérdida de fuerza.
Además,  ayudo sirviendo el desayuno y el almuerzo.

Cuando vengo en las tardes les ayudo a realizar ejercicios de terapia física de 13:00 a 17:00. Después  les servimos a los viejitos un  té. Luego  rezamos el Santo Rosario. Les sirvo la merienda y ayudo a los viejitos que no pueden comer solos .

Los transporto en sus sillas de ruedas. Llevo tres  años y medio de voluntaria. Mi motivación es el Espíritu  Santo, lo que hago es una obra de caridad. Además, puedo ir a las casas a dar masajes a los adultos mayores si es que  lo requieren. También colaboro en la preparación de alimentos.

Otras opciones

En el Instituto Sagrado  Corazón de Jesús.Ubicado en la av. Manuel Córdova Galarza se requiere voluntarios con conocimientos médicos.  
El Hogar Plenitud  Ciudad de la Alegría se requiere de  voluntarios. Ubicado en la Hernán Meiner y Calle C – Urbanización Biloxi.Teléfono:26 24 725.

Califique
2
( votos)