Tiempo de lectura: 2' 0'' No. de palabras: 290

La historia es increíble o poco creíble. Según lo revela el diario Daily Mail un sujeto de 20 años habría procreado durante la I Guerra Mundial más de 450 niños luego de ser contactado por una enfermera sólo con ese objetivo.

La historia, que ha dejado a muchos sorprendido, señala que en 1919, la doctora Helena Wright, especialista en planificación familiar, decidió ayudar a cientos de mujeres que no podían engendrar hijos porque sus maridos, tras regresar del campo de batalla estaban muy ‘complicados’ para tener relaciones sexuales.

Según señala el periódico, en 1919 eligió a un joven de 20 años, alto, buenmozo, con buena dentadura, saludable e inteligente para que sostuviera relaciones sexuales con las mujeres.

Conocido como Derek, éste era contactado para sostener el encuentro y luego del nacimiento del bebé se le comunicaba por telegrama de que era nuevamente padre. Por cada encuentro le pagaban 10 libras.

Helena Wright, muy conocida en el Reino Unido y Estados Unidos, con amplia literatura logró abrir dos clínicas en Londres para abordar temas de embarazo y contracepción, Notting Hill (para mujeres de escasos recursos) y Knightsbridge (para las adineradas), a donde recurrían las mujeres desesperadas.

El servicio prestado permaneció en secreto por años, pero hoy se sabe que visitó a más de 500 mujeres y según se conoce ahora entre 1917 y 1950, Derek tuvo 496 hijos. Dos de ellos con su esposa, y dos más con la amante de su padre. Otros cuatro los concibió en Malaya y todo el resto fueron fruto de este servicio secreto.

Derek falleció en 1974, mientras que la doctora Wright, muy cuestionada por su trabajo, se mantuvo activa hasta los 93 años

Califique
2
( votos)