Tiempo de lectura: 4' 53'' No. de palabras: 819

Si cree que el dolor de cabeza le indicará el momento en el que su presión arterial se empieza a elevar, está perdiendo el tiempo. Este padecimiento, al contrario de lo que dicen ciertos mitos, no tiene síntomas pero sí secuelas graves. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada tres adultos en el mundo tiene hipertensión.

Este trastorno, que está considerado dentro del grupo de enfermedades crónicas no transmisibles, causa aproximadamente la mitad de todas las defunciones por accidente cerebrovascular.

El mexicano Luis Alcócer, especialista en Cardiología, quien estuvo en el país para dictar una conferencia sobre esta patología, explica que la hipertensión, junto con los niveles altos de glucosa y colesterol, es un factor que acelera la senescencia, un proceso que determina el envejecimiento y la muerte de las células.

"Cuando hay hipertensión, el riñón, corazón y cerebro se echan a perder más rápido. Si uno de estos órganos podía subsistir 100 años, quizá solo dure cincuenta por la condición de hipertensión del paciente", explica Alcócer.

Una persona está 'fuera de peligro' si su presión sistólica es inferior a 120mm Hg (milímetros de mercurio) y la diastólica es menor a 80mm Hg. Para saberlo es necesario someterse a exámenes.

Nelson Amores, cardiólogo, des- taca la importancia de los chequeos generales a partir de la tercera década de la vida, aunque no hay que descartar que este problema se presente a cualquier edad.

El especialista argentino Ramiro Sánchez, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Hipertensión, explica que esta condición puede aparecer en la niñez, como consecuencia de enfermedades renales, endocrinológicas o tumores. Además, puede afectar en un 10% a las mujeres gestantes.

Incluso, se considera la primera causa de muerte fetal durante el embarazo, por lo que el pediatra también debe estar familiarizado con esta situación de riesgo.

En cuanto a los avances en el tratamiento de la hipertensión, los expertos coinciden en que se ha dado una evolución en la Medicina, que actualmente es más fácil de administrar y tiene menos efectos colaterales.

Según los galenos, existen cinco grupos de medicamentos que se recetan para controlar la presión y en muchos casos es necesario combinarlos para conseguir una mayor efectividad.

Alcócer comenta que en el país se está comercializando una tableta que contiene la composición más usada: una mezcla de bloqueadores de receptores de angiotensina y de antagonistas de calcio. Esta combinación ayuda en el control de la presión y en la disminución de complicaciones.

A pesar de estas opciones, hay personas que tienen una hipertensión resistente, es decir, que no se logra regular con medicamentos. En estos casos, existe otra innovación. Es una técnica que, según Sánchez, se ha desarrollado en los últimos dos años y se llama desnervación renal. Este procedimiento, que consiste en el bloqueo de los nervios de la arteria renal, consigue disminuir sustancialmente la presión y representa la cura para algunos pacientes.

Para el médico internista Walter Rodríguez, el problema principal con las enfermedades crónicas no transmisibles es que son consecuencia de la modificación de hábitos de vida, que exige la evolución de la sociedad. Entre ellos, el consumo de grasas saturadas en la dieta, los alimentos con más carbohidratos y el sedentarismo.

La Asociación Americana del Corazón difundió una estrategia denominada Marcando los 7 pasos para mi salud. Según Alcócer, quien cumpla con todos los pasos, detallados en esta página, tiene un 90% de posibilidades de llegar a los 80 años saludable y sin deterioro intelectual. Sin embargo, según el especialista, solo una de cada 1 000 personas, pasados los 40 años, las aplica.

1. Ojo con la presión
La presión alta no controlada puede causar daños o muerte. Tómesela periódicamente.

2. Control de peso
El sobrepeso  y la obesidad aumentan el riesgo de enfermedades del corazón.

3. Más ejercicio
Si usted se ejercita menos de 150 minutos por semana, es necesario que aumente su nivel de actividad física.

4. El cigarrillo
Los fumadores  corren mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Dejarlo es la única opción.

5. Menos azúcar
Si su nivel SEnS de azúcar en la sangre en ayunas está por debajo de 100, usted está dentro de los parámetros saludables.

6. Alimentación sana
Es mejor SEnS el consumo equilibrado de alimentos, en porciones con bajo contenido de sal. Evite las grasas saturadas.

7. Vigilar el colesterol
Si su colesterol SEnS es de 200 mg/dL o más, debe actuar y estar actualizado con los controles de salud anuales.

Haga click aquí para ver la infografía.

imagen

Califique
2
( votos)