Tiempo de lectura: 5' 17'' No. de palabras: 862

Educación

Todas las joyas de plata y unas pocas de oro que tenía en su casa las empeñó para tener más dinero y pagar los gastos de inicio de clases. Eulalia Matovelle, de 42 años, tiene tres hijos. Dos de ellos están en educación básica y uno en bachillerato.

El viernes fue a uno de los 20 locales que anuncian comprar oro en la calle Olmedo, en el centro de Quito. En el local, protegido por rejas, un hombre le informó que por gramo de oro podía ofrecerle USD 5. " Tranquila que cuando tenga un dinerito viene por sus joyas, yo se las guardo", le dijo por la mirada de preocupación de Eulalia.

Afuera del local, la madre de familia expresaba su dolor por perder los collares, una herencia de su abuela. "No tengo con qué más pagar tantos gastos de la entrada a clases. Tengo a mis hijos en colegios públicos pero debo afrontar el costo de los útiles, uniformes...".

El Ministerio de Educación ya publicó el listado de útiles para los diferentes grados de inicial, educación general básica y bachillerato.

En el instructivo del año lectivo 2013-2014, la subsecretaria de Apoyo, Seguimiento y Regulación de la Educación (hasta mayo de este año), Adelita Rodríguez, envió la circular OO4 SASRE-2013 a todos los coordinadores zonales con las nuevas disposiciones.

El listado (ver recuadro de costos referenciales) incluye los materiales que por grado deben solicitar los docentes. Ningún centro educativo está autorizado para pedir más a los padres de familia ni tampoco pueden vender útiles, textos y uniformes dentro del plantel.

imagen

Esto se especifica en el artículo 140 del Reglamento de la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI). "Se prohíbe expresamente "comercializar o permitir la comercialización de textos, útiles escolares, uniformes y otros bienes al interior del establecimiento".

Por eso, Marjorie Oña fue con sus hijos la tarde del domingo al Centro Histórico. En la calle Mejía encontró locales de uniformes abiertos; necesitaba comprar pantalones, sacos, camisas y calentadores para sus dos hijos que este año van al Colegio Santiago de Guayaquil. "Allá los ubicaron a los dos este año en la asignación de cupos, uno va a noveno y otro a décimo", dice preocupada por los gastos.

La madre de familia cree que este año los artículos educativos están más costosos. "Vine al centro porque pensé que estaba más barato, pero la diferencia no es mucha. Todo ha subido con relación al año pasado", dice mientras mide una camisa blanca a su hijo menor.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la variación porcentual mensual del índice general nacional sube en septiembre. De acuerdo con el cuadro comparativo, en el 2011 de 0,49% de inflación en agosto, pasó a 0,79% en septiembre.

Lo mismo ocurrió el año pasado. En agosto se registró una inflación de 0,29% y en septiembre se incrementó a 1,12%. Ecuador en Cifras informa que el porcentaje disminuye nuevamente para octubre.

"Todo depende de la demanda, los comerciantes comienzan a especular con los precios y todo sube por la temporada", explica Alberto Narváez, economista. Por lo que se recomienda que los padres de familia adquieran sus útiles antes de clases o un mes después.

La compra de oro sube también en esta temporada. Wilmer Castillo es dueño de un local que compra oro en la calle Olmedo (centro de Quito). El negocio familiar se ha trasladado de sitio constantemente desde hace casi 10 años.

Él cuenta que a partir de mediados de agosto, el empeño de joyas se incrementa al menos en un 50% hasta septiembre.

"Cada año es igual. Son en su mayoría padres o madres de familia que llegan con estos artículos. Lo que reciben generalmente es para estos gastos de clases. Pocas son las que vienen a retirar las cosas", dice Castillo quien se mantiene de ese negocio y también de arreglar relojes de bolsillo y de pared.

Hay quienes en esta temporada adquieren microcréditos. Un local de crédito está en la Olmedo y Guayaquil. El administrador, que prefiere no identificarse, afirma que los microcréditos aumentan desde finales de julio y también en diciembre, por Navidad.

Según información de padres de familia que compraban el fin de semana en el centro, en promedio, para el inicio de clases se gasta: USD 35 en útiles escolares, 70 en uniformes y zapatos, 30 en mochila y accesorios, 30 en alimentación y 20 en transporte por cada hijo. El Ministerio de Educación entrega los textos escolares.

En la cuarta hoja del instructivo de Educación se detalla que "los planteles educativos públicos no pueden solicitar textos para las áreas básicas del currículo de primero a décimo de básica".

Los establecimientos que incumplan con los costos, con la venta de uniformes o con el cobro indebido de extras pueden ser denunciados en la Subsecretaría o en la página web del Ministerio.



Califique
2
( votos)