Tiempo de lectura: 5' 18'' No. de palabras: 840

Que no se compren todavía materiales, uniformes y demás menesteres para el inicio de clases. Esas fueron las indicaciones del ministro de Educación, Augusto Espinosa, ayer refiriéndose a los problemas que presentan los padres de familia con los cupos para planteles públicos.

Las primeras horas de la mañana de este lunes fueron similares a las del fin de semana en las direcciones distritales y también en el edificio de la Cartera de Estado. Había decenas de padres y madres aún inconformes con los centros educativos asignados y otros sin cupo para el colegio de sus hijos.

"Mi hijo tiene 5 años y vivimos en Guajaló, nos asignaron a una escuela en Guayllabamba. Fuimos a la Dirección Distrital 6 para cambiar pero nos dijeron que vayamos a la Subsecretaría de Educación, que aquí nos ayudarían". Así relataba Sonia Morales mientras veía las puertas de la Subsecretaría, en la av. 10 de Agosto y Sanz, cerradas por traslado de oficinas.

¿Y ahora qué se debe hacer?, se preguntaba. El Ministerio informó desde el viernes de la semana pasada que los representantes con distrito distinto al lugar de domicilio, establecimiento distinto al del hermano mayor, modalidad nocturna o sin cupo, debían acudir a las direcciones distritales desde ayer hasta el viernes 23.

Sin embargo, en las direcciones Centro, y Eloy Alfaro, los reenviaban a la Subsecretaría, por "fallas en el sistema". Mas, allí, tampoco hubo quien los atienda.

Otras filas se formaron en los exteriores del Ministerio de Educación, en las avenidas Amazonas y Atahualpa. 14 módulos se abrieron para atender a los representantes que incluso fueron otra vez con los papeles de la inscripción.

"Por si acaso traje todos los documentos que pidieron en la inscripción para que vean que no estoy mintiendo", relató Wilson Paucar que vive en la Loma de Puengasí, y se queja porque a su hijo que va a octavo de básica lo colocaron en la Ferroviaria. Su hija de 14 años estudia en el Colegio Técnico UNE, en su distrito. "No se respetó el criterio. Yo trabajo, no tengo tiempo para estar de aquí para allá".

El ministro Espinosa bajó de su oficina, cerca de las 10:00, hasta donde se encontraban agolpados los padres de familia y los llevó al Auditorio del Ministerio. Les ofreció a todos un cupo seguro.

Varios padres ovacionaron su comentario, aunque hubo quienes cuestionaron la tardanza. "Ministro, no van a solucionar en una semana algo que no se ha solucionado en dos meses", expresó una madre de familia desde las sillas.

Los representantes silbaron apoyando la moción y Espinosa indignado y con tono enérgico les pidió que aprendan a escuchar. Salió del salón delegando a otra funcionaria que dé la información.

El funcionario de Estado dijo más tarde que los medios solo escogen los casos de personas con problemas y que apenas el 2% de inscritos presentan inconvenientes. Son 28 000 personas las que tienen inconformidad.

Este Diario, por ejemplo, constató en la mañana que la mayoría de padres de familia que acudieron a los puntos de información no salieron conformes por distintos motivos. A muchos representantes les dijeron en las mesas de información que no los ayudarían.

"La señorita me dijo que ya no hay nada que hacer, que más bien me vaya y matricule a mi hija y que dé gracias por tener el cupo", informó Anabel Vizuete. Su hija va a octavo de básica a un colegio en la vespertina desde la Villa Flora hasta Chillogallo. "¿Cómo me van a decir que no hay nada que hacer? Es peligroso que salga a las 19:00 de ese sitio donde está asignada, sola a coger el bus. No piensan en el lado humano, era mejor cuando nosotros, aunque madrugábamos escogíamos la escuela que más nos convenía, es lo lógico".

El Ministro dijo ayer que los padres que tengan un cupo asignado en un plantel fiscal en el distrito de residencia, aunque este quede lejos del barrio, no serán atendidos. "Se respetó este criterio de ubicarlos en el mismo distrito (ver infografía) y no se les asignará un nuevo cupo. De esta manera recordó que únicamente los casos que se analizarán en esta semana son los mencionados anteriormente.

Además, llamó para el 2 de septiembre a los representantes que tengan problemas por movilidad, es decir que vengan del extranjero o de otras provincias.

El 19 de junio, Maribel Nasimba y Ángel Acosta llegaron de España con sus dos hijos que van a primero de bachillerato y a noveno de básica. Pidieron de inmediato un cupo para colegio fiscal y los llamaron en esa fecha para el 19 de este mes. "Ahora dicen que vengamos el 2 de septiembre. No es nuestra culpa que falle su sistema, debemos comprar uniformes, útiles, estar pendientes de nuestros hijos con tiempo académicamente".

CLIC AQUÍ para ver la infografía

imagen

Califique
2
( votos)