Tiempo de lectura: 9' 43'' No. de palabras: 1576

Fácil y rápido es la fórmula mágica que hombres y mujeres buscan para bajar de peso, aunque implique riesgos graves para su salud.

La venta de Fruta Planta en pastillas es una clara evidencia de este fenómeno, pese a que su comercialización está prohibida.

El 15 enero del 2011, el Instituto Nacional de Higiene y Medicina Tropical Leopoldo Izquieta Pérez canceló los registros sanitarios de 21 productos adelgazantes que contienen sibutramina, por lo que no se pueden comercializar.

En esa lista inicial no constaba este producto, pero el ex director de la entidad, Marcelo Aguilar, días después advirtió que también contenía esta sustancia prohibida.

La sibutramina fue aprobada en 1997 por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) y dos años después por la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA), para el tratamiento de la obesidad.

Esta sustancia aumenta la sensación de saciedad y, como consecuencia, ocurre la pérdida de peso, que puede llegar al 5% anual, según los organismos reguladores.

Pero la suspensión del consumo puede producir un efecto rebote si la persona no mantiene dieta y ejercicio físico diario. Además, tiene secuelas adversas a nivel cardiovascular, por lo que la EMEA solicitó que se realice un estudio, que concluyó en que los riesgos cardiovasculares son superiores a sus beneficios. Entre los resultados del estudio con 10 000 pacientes se destacó que en las personas que tenían antecedentes de enfermedades cardiovasculares y diabetes aumentó significativamente el riesgo de morbimortalidad cardiovascular con sibutramina (13,9%) respecto al placebo (11,9%).

imagen

Venta por Internet
Pero estos análisis, que han sido difundidos a escala mundial, no han calado en Ecuador. En un recorrido realizado por este Diario se constató que los centros naturistas de Quito y Ambato ya no venden Fruta Planta, pero sí están disponibles a través de Facebook y en sitios web, sin ningún control.

Por ejemplo, se comercializa, a través del sitio: http://facebook.com/ecuadorfrutaplanta, con el nombre de Fruta Planta Ecuador. Ante la solicitud del producto, vía correo electrónico, la respuesta es que se trata de un importador directo desde diciembre del 2010. "Estamos ubicados en Quito, en el sector de Solca y realizamos entregas a nivel nacional e internacional". Luego de esta breve explicación detallaron que una caja de 30 pastillas cuesta USD 25. Y por Día de la Madre ofertaban dos cajas y la tercera es gratis. La entrega es a domicilio o donde prefiera y sin costo adicional. El pago se realiza en efectivo en la entrega o por transferencia bancaria.

Como cualquier cliente, un periodista de este Diario recibió las pastillas en el norte de la ciudad. El vendedor aconsejó que tomara una dosis diaria. "Son naturales y no tienen ningún efecto, solo le bajan las ganas de comer...".

Al consultarle si tenía registro sanitario respondió afirmativamente, mostrando las especificaciones de la caja, que están en chino, inglés y español. Ahí se indica que es producido por Hainan Resurgence Natural Healthy Food, pero no tiene registro sanitario de Ecuador. Ahí también se explica que reduce la grasa, principalmente, del abdomen, glúteos y brazos.


Efectos diversos
Quienes consumen estas pastillas son personas que "han probado de todo" y no se rinden en su batalla contra el sobrepeso. Anabel (nombre protegido), de 21 años, bajó 20 kilos en tres meses de consumo y no tuvo ningún síntoma. "Ahora, como ya no lo venden tan fácilmente, no tomo pero trato de cuidarme la dieta y hacer ejercicio". Otra consumidora, de 28 años, en cambio reconoce que desde el segundo día tuvo taquicardia, insomnio y perdió el apetito. Pese a esto siguió consumiendo hasta bajar 15 libras. La vendedora de Fruta Planta Ecuador aseguró que este producto ya no tiene sibutramina. En la caja se detalla que está compuesto por: limones, pectinas (azúcar natural), papayas, nonis, momórdigas (alimento amargo) y espirulinas (algas).

Otra compradora confirma que la adquiría a través de sitios web para su hermano, de 41 años, que tenía sobrepeso; en los tres primeros meses bajó más de 20 libras, pero empezó a sufrir impotencia sexual, así que se asustó, dejó el consumo y optó por salir a trotar. Luego de 15 días de haber dejado estas pastillas su vida sexual se normalizó. Los efectos varían de acuerdo con la predisposición de cada organismo; sin embargo, la médica nutricionista Mae Moreno cree que el consumo de estos productos no tiene ningún acompañamiento profesional.

En muchos casos no se trata de personas con obesidad o sobrepeso, y en vez de ayudarlos conduce a la deshidratación y otros males. Y al ser ilegal el panorama se empeora esta situación.

No hay control Estas pastillas, conocidas como Reduce Weight, también tienen acogida en la Costa del país, principalmente en ciudades como Guayaquil y Machala. Los proveedores del producto lo ofertan vía Internet, pero el costo puede llegar hasta USD 45 la caja.

Debido a la gran demanda, el pedido debe hacerse con tiempo para darle prioridad. Este Diario llamó a tres vendedores, dos de ellos confirmaron que vendían solo por pedido y no lo tenían disponible. Ambos coincidieron en que lo tendrían el 30 de este mes.

Otro comerciante vendió la caja en USD 35, en un sector céntrico de Guayaquil. Desde un auto le preguntó al reportero: "¿Usted ha tomado las pastillas antes?". Ante la respuesta negativa, sugirió ingerirlo en ayunas "porque las pastillas recubren el estómago. Una vez que esto ocurre comenzará a sentir hambre".

Luego, el vendedor explicó que iría al baño varias veces, lo cual "es normal", porque empieza a "expulsar toda la grasa". Por la pérdida de líquidos "tiene que tomar hartísima agua".

A diferencia de la expendedora de Quito, que dejó a criterio del cliente el tiempo de consumo, el de Guayaquil aconsejó que tomara las píldoras de tres cajas y suspender la ingesta por dos meses. Según explicó, el efecto de la pastilla dura 15 días luego de terminar la caja. Con el fin de conocer los controles que se realizan, este Diario pidió una entrevista al Ministerio de Salud Pública, pero no obtuvo respuesta.

El art. 164 de la Ley Orgánica de Salud exige que los productos naturales procesados de uso medicinal se produzcan, almacenen, comercialicen e importen con registro sanitario nacional. Actualmente, la autoridad sanitaria tiene inscritos al menos 899 productos naturales con registro sanitario.

Si estas condiciones no se cumple se aplicará una multa de 10 salarios básicos unificados, decomiso y clausura temporal o definitiva del establecimiento. En este caso -que la venta es clandestina- no está exenta la sanción.

imagen


Dieta y ejercicio no se reemplazan...
Tras la prohibición de la subitramina en el Ecuador no existe ningún medicamento farmacológico o natural que inhiba el apetito para las personas que padecen obesidad.

Lo que sí hay es un fármaco que ayuda a inhibir la absorción de las grasas, asegura la médica nutricionista Mae Moreno.

Uno de los problemas más frecuentes en los pacientes, según esta especialista, es que buscan automedicarse cuando primero deben poner atención en el Índice de Masa Corporal. Esto permite saber cuál es la relación entre peso y altura y qué tipo de atención requiere.

Una persona con sobrepeso puede fácilmente ser manejada con dieta y ejercicio físico, pero si tiene un nivel de obesidad alto y puede enfermar por la gordura existen otras alternativas, como el balón gástrico u otras cirugías.

Para bajar de peso, además, es necesario que la persona identifique cuáles son los antecedentes familiares, por ejemplo, si hay problemas de colesterol, diabetes, infartos, etc. También debe reconocer si tiene patologías personales que incidan.

Una vez que hay claridad en su historial clínico se continúa con un registro de qué es lo que come durante las 24 horas del día, es decir, saber cuáles son sus hábitos nutricionales. Esto permitirá saber cómo está su digestión y cómo puede superar sus problemas, a través de la alimentación.

Seguido de esto, el paciente debe reconocer cuál es el motivo de su consulta, hay veces que no tienen sobrepeso, pero no están conformes con su peso. Es ahí donde se debe evitar productos que no ayudarán en su objetivo.

Luego hay que conocer las medidas del cuerpo (peso, talla, relación cintura-cadera) y realizar exámenes clínicos.

Con este panorama completo, se puede establecer la dieta que necesita en porciones adecuadas y cuánto ejercicio debe realizar a diario, los cuales no pueden reemplazarse con nada.

Pero en el país la actividad física no tiene una alta acogida, entre adultos y jóvenes. Según una encuesta realizada por el INEC, los adultos mayores son los que más tiempo dedican a hacer deportes (4,93 horas a la semana en el 2012), seguido por los viudos, divorciados y separados.


LAS CIFRAS

634 productos se producen en el Ecuador, 226 vienen de Estados Unidos y otros 39 de diferentes países del mundo.

899 productos naturales están inscritos en el Instituto Izquieta Pérez, de esos 23 requieren de receta médica, el resto son de venta libre.

Califique
2
( votos)