Tiempo de lectura: 5' 1'' No. de palabras: 804

La elaboración de un buen currículo u hoja de vida es fundamental a la hora de buscar trabajo, pues es el primer acercamiento que existe entre un candidato y un empleador.

“Un buen currículo –dice el experto Álvaro Vargas, gerente de Trabajando.comconsigue entrevistas y una buena entrevista consigue un trabajo”.

Desde este punto de vista, el 50 por ciento de la tarea está en hacer una buena hoja de vida, por ello, es tan importante no cometer errores a la hora de confeccionarla.

Según la experiencia de Mandomedio.com, de los cerca de 400 currículos que revisan a diario “un 35 por ciento de los profesionales comete errores de organización de la información, y aumenta este porcentaje a 50, si el cargo requerido no es de nivel profesional”.

“Esto genera que aproximadamente un 15 por ciento de los candidatos quede fuera del proceso por errores en su currículo”, cuenta Carolina Trepiana, jefa de Research y Calidad de esta consultora.

Encuestas de la firma de recursos humanos Adecco, realizadas en Chile, arrojan resultados similares: en un 68 por ciento de los casos no se respeta el orden cronológico de la experiencia laboral y como resultado se descartan hojas de vida que pueden ser de profesionales talentosos.

La redacción, con un 18 por ciento, fue el segundo de los errores frecuentes encontrados.

Así, entendiendo la importancia de tener una buena carta de presentación para un empleo, consultamos a cinco expertos en la materia –Randstad Chile, Mandomedio, Kibernum, Addeco y Trabajando.com– para preguntarles cuáles son las cosas que definitivamente se deben evitar a la hora de elaborar un currículum vítae. Seleccionamos las 10 principales.

A continuación, los resultados.

Exagerar sus funciones
Exagerar respecto a las funciones y cargos desarrollados, establecer más funciones o responsabilidades de las que realmente le asignaron le puede generar dudas al evaluador respecto a la veracidad de la experiencia. Mejor diga exactamente qué papel cumplió en cada organización donde trabajó y ahórrele tiempo al evaluador.

Competencias que no tiene
Es importante ser objetivo a la hora de calificar sus conocimientos y habilidades. Por ejemplo, no establecer un nivel de inglés superior al que realmente se tiene, porque cuando se ofrece un trabajo que tiene como requisito el manejo de otro idioma, esto siempre será probado a través de una prueba técnica.

Informar más de la cuenta
Incluir información inapropiada, como su altura, datos de familia o una lista excesiva de pasatiempos. Si sus ‘hobbies’ tienen relación con el puesto al que se está postulando, escríbalos. Si no, no. Puede dar la impresión de no tener mucho de qué hablar respecto de su carrera.

Ser redundante y autorreferente
Al definirse, hágalo de forma clara, organizada y acotada. Destacar características personales como ser proactivo, simpático, responsable, más que los logros obtenidos profesionalmente, entrega una impresión negativa a los evaluadores y esto puede ser causa de quedar fuera del proceso.

Mencionar el salario
Hablar de remuneraciones, rentas, bonos o beneficios económicos en la hoja de vida es un error, así como poner el valor del salario de los trabajos anteriores. Para esos detalles habrá tiempo en la entrevista, que no llegará si hay errores en la hoja de vida.

‘Currículum Vítae’ como título
Poner CV como título es un error. Esa es una información que todos saben. Utilice ese espacio para poner sus antecedentes personales. Evite correos de contacto como ‘sexy88’ o ‘camilitalinda1313’, porque puede verse poco profesional y preocupado por los detalles.

Una trayectoria laboral extensa
Describir la trayectoria laboral de forma muy extensa no ayuda. No hay que olvidar que el currículo es un resumen del historial profesional. Si pone demasiados detalles corre el riesgo que la persona que lee pierda la concentración y el foco del documento.

Lenguaje poco claro
Es un error que parece de sentido común, pero es reiterativo. Una hoja de vida mal redactada o con algún error de ortografía muestra despreocupación del candidato y falta de preparación. Será suficiente para que lo descarten del empleo. Se recomienda pedirle a alguien que revise el documento antes de enviarlo, pues muchas veces se escribe mal, incluso, el propio nombre.

Usar términos muy técnicos
Utilizar términos muy técnicos y palabras rebuscadas: su uso dependerá del cargo al que se está postulando. Aunque existen postulaciones donde esta es información muy relevante, en otros casos solo confunden al reclutador.

No adaptar su historial
Es importante adaptar la hoja de vida de acuerdo al trabajo al que se está postulando. Hay que resaltar las labores relacionadas al cargo. Eso facilita el conducto regular para la postulación y lo pone sobre los otros candidatos. Aproveche el perfil y no escriba obviedades.


Califique
2
( votos)