Tiempo de lectura: 5' 30'' No. de palabras: 902

Durante todo el proceso permanecieron con sus manos entrelazadas. A Gabriela Correa se le iban las lágrimas mientras su pareja, Pamela Troya, la besaba y le decía "lo lograremos, nos amamos".

El Registro Civil del Centro de Quito fue el escenario en el cual esta pareja presentó la docu­mentación reglamentaria para solicitar un turno para contraer matrimonio.

Luego de entregar los papeles requeridos, les indicaron que en cuatro días les darían la respuesta por escrito. "Si van a negarnos el derecho de tener un turno para casarnos, tendrán que explicarnos el porqué", dijo Troya. Si es que les niegan la petición, agregaron, entablarán una Acción de Protección, que será un poder para pelear por sus derechos vulnerados.

Con esta petición, esta pareja lesbiana inició la campaña Matrimonio Civil Igualitario, los mismos derechos, los mismos nombres (ver puntuales).

La iniciativa busca que se apruebe el matrimonio civil igualitario y el total reconocimiento legal de las familias homoparentales, "para lograr una verdadera igualdad ciudadana ante la Ley".

Troya es activista GLBTI y trabaja en el sector público en temas sobre participación ciudadana. Muy emotiva y un poco agitada por la muchedumbre, señaló que lleva cuatro años y medio de relación con Correa, y dos años y un mes viviendo juntas. "Nuestra relación está bastante fortalecida como para ponerle el pecho a las balas, ojalá no sean muy duras", añadió.

Correa, quien también trabaja en el Estado, con voz temblorosa pero firme, señaló: "Nos amamos y queremos ser reconocidas como ciudadanas, tenemos derecho a acceder a los mismos derechos que cualquier otra persona".

El artículo 68 de la Constitución dice que "La unión estable y monogámica entre dos personas libres de vínculo matrimonial que formen un hogar de hecho... generará los mismos derechos y obligaciones que tienen las familias constituidas mediante matrimonio". No especifica que esa unión debe ser entre un hombre y una mujer.

A pesar de la existencia de este derecho, en el país no todas las notarías cumplen con esta disp osición. Hace un mes y medio, la comunidad GLBTI protestó contra un notario, en el norte de Quito, que había negado la unión de hecho a una pareja gay de extranjeros.

Freddy Lobato, activista GLBTI, recordó que en la Constitución hay una contradicción sobre este tema. Mientras que el artículo 11 otorga los mismos derechos a todas las personas incluyendo a las que tengan orientación sexual distinta, el 67 especifica que el matrimonio es la unión entre hombre y mujer. Por eso, agrega Lobato, se presentarán otras acciones para que se cumpla la igualdad.

El activista reconoce que para que se apruebe el matrimonio igualitario, además de la lucha de la sociedad civil, se requiere de voluntad política. Cita los casos de Argentina y Uruguay como ejemplo.

En Ecuador, el presidente Rafael Correa ha manifestado en reiteradas ocasiones que está en contra del matrimonio igualitario. En una intervención sobre el tema, en el enlace sabatino del 25 de mayo, manifestó su oposición. "Siempre he dicho que no estoy de acuerdo (...). Sinceramente pienso que los niños al ser adoptados deben estar en la familia tradicional".

El Presidente ha sugerido que el tema podría ir a consulta popular. Sobre esa sugerencia, la activista Silvia Buendía, dijo a la agencia EFE, que consideró que se trató de "un arrebato tuitero" del Mandatario y tachó de "contrasentido" y de "ejercicio de cinismo" la idea, porque aquello que afecta a los derechos humanos -dijo- "no se puede someter a consultas populares". Lobato también cree que la idea de la consulta revelaría los profundos prejuicios que tiene la sociedad ecuatoriana.

Troya, ya en las afueras del Registro Civil, manifestó que el presidente Correa antepone sus "dogmas y prejuicios para gobernar". Junto a ella, varios activistas marchaban con pancartas en las que se leía: "Queremos un Ecuador igualitario para todos". En el centro de los activistas, un grupo bailaba con banderines del grupo GLBTI. La pareja, luego de ser atendida, fue recibida afuera con algarabía, música y barras.

Troya recibió un megáfono y se unió al grito: "¡Alerta, alerta, alerta que camina el GLBTI por América Latina!". "Espero que no exista ninguna confrontación por parte de grupos fundamentalistas. Nosotros partimos del amor, del derecho de la igualdad ante la Ley", finalizó.

En tres días la pareja regresará a las mismas oficinas para recibir la respuesta por escrito.

  • Sobre la iniciativa

La campaña es abandera por Diversidad, la Red GLBTI Ecuador, que reúne a organizaciones y personas que aúnan esfuerzos para luchar por la igualdad ante la Ley de toda la ciudadanía.

La campaña busca la aprobación del Matrimonio Civil Igualitario y el total reconocimiento legal de las familias homoparentales, para lograr igualdad una verdadera igualdad ante la Ley.

Hasta julio de 2013, los países que han reconocido este derecho son Argentina, Brasil, España, Uruguay, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Holanda, Inglaterra, Islandia, Noruega, Nueva Zelanda, Portugal, Sudáfrica y Suecia. Hay 18 países que se encuentran en este proceso.

  • La frase:

"Nosotros partimos del amor, del derecho de la igualdad de ciudadanas ante la Ley".

Pamela Troya Activista GLBTI

Califique
2
( votos)