Tiempo de lectura: 2' 3'' No. de palabras: 348

Susana Gudiño sostiene el retrato de Gabriela León, su hija que apareció muerta el 28 de febrero último. Ocurrió cuatro días antes de cumplir 25 años. El cuerpo de la universitaria fue arrojado en un terreno baldío del barrio El Olivo, en el norte de Ibarra. Estaba en un saco de yute.

La hermana mayor de la víctima, Susana, recuerda que solían festejar el onomástico con una reunión familiar. "Comprábamos una torta, cantábamos y hablábamos de las metas que tenía Gaby". Esta vez, el día del cumpleaños la familia se reunió en el cementerio San Francisco, donde fue enterrada.

La fallecida estudiaba la carrera de Hotelería en la Universidad Autónoma de los Andes, sede Ibarra. Uno de sus sueños era viajar por turismo a Argentina, rememoran sus parientes.

Según los exámenes médicos, la joven murió a causa de asfixia por estrangulamiento. La Policía Judicial de Imbabura detuvo a dos sospechosos: Marcelo C. (22 años) y Jairo G. (23). Ellos permanecen en la prisión de Ibarra.

Para las 21:00 de ayer, estaba prevista la reconstrucción de los hechos en la casa de los padres de la víctima, en El Olivo. En esa vivienda también arrendaba un cuarto uno de los dos implicados.

Susana León contó que Marcelo C., uno de los inquilinos, vive allí desde agosto del año pasado.

"Mi hermana Gaby me comentó que le tenía temor porque ingería mucho licor", recuerda Susana. Aunque los padres de la víctima vivían en el centro de Ibarra, la universitaria pernoctaba en la casa de El Olivo, en donde vivían su hermana, su cuñado y dos sobrinas.

"Gabriela era como una mamá para mis hijas. Pero todos sus sueños quedaron rotos".

Mañana, familiares y amigos de Gabriela León realizarán un plantón frente a la Fiscalía de Imbabura. Con esta medida buscan que se aplique la máxima sanción para los responsables de su muerte.

Califique
2
( votos)