Tiempo de lectura: 4' 46'' No. de palabras: 789

La protección de los pueblos no contactados que viven en el Yasuní se incluyó en el primer debate del Pleno de la Asamblea sobre la petición de declaratoria de interés nacional de la explotación petrolera de los bloques 31 y 43.

Ayer, los legisladores debatieron sobre el informe de la Comisión de Biodiversidad del Legislativo. En el documento, se recomienda la declaratoria, que fue requerida por el presidente Rafael Correa.

Sin embargo, las intervenciones de los asambleístas del oficialismo y de la oposición se enfocaron, del un lado, en los beneficios que traería el dinero obtenido de esa explotación y, del otro lado, en críticas al Gobierno por la decisión. El tema de los pueblos aislados estuvo presente en pocas de las más de 50 intervenciones de ayer.

El informe de 38 páginas presenta en su parte final el proyecto de resolución con 16 puntos, cinco de los cuales hablan sobre estos pueblos que habitan en el Parque Nacional Yasuní.

Según la presidenta del Legislativo, Gabriela Rivadeneira, es clave la protección de los taromenane. "Hemos reconocido absolutamente su existencia dentro de la Amazonía y conscientes de eso, hemos respetado la Zona Intangible".

Justamente en el punto 2 de la resolución se señala que se excluye de la declaratoria de interés nacional emprender actividades extractivas en esa zona. Es decir, que el campo Ishpingo (ubicado en el sur del bloque 43 y en parte de la Zona Intangible) solo se explotaría con perforaciones horizontales en el subsuelo, según la asambleísta Marisol Peñafiel (AP).

El punto 13 de la resolución establece que "el Ejecutivo, en caso de avistamientos de los pueblos en aislamiento voluntario, suspenderá las actividades".

Además, plantea que se establecerán protocolos, medidas y códigos de conducta que precautelen la vida y cultura de esos pueblos.

En la bancada oficialista no está clara la aplicación de estas normativas. Rivadeneira señaló que aún hay que trabajar en "protocolos adecuados para garantizar la seguridad (de los taromenane)". Allí se determinaría, por ejemplo, si la suspensión de actividades es temporal o permanente.

Pero de su lado, el presidente de la Comisión de Biodiversidad, Carlos Viteri (AP), cree que la normativa que ya existe al momento es suficiente para normar la protección de los pueblos aislados y que no son necesarios nuevos lineamientos. "Hay protocolos y códigos de conducta que ya están en acción, como las 'Directrices de protección para los pueblos indígenas en aislamiento y en contacto inicial', del Alto Comisionado de las NN.UU. Se considera que estos reúnen altos estándares para precautelar la vida de estos pueblos".

La consulta previa

El artículo 57, numeral 7, de la Constitución señala que se garantiza como un derecho de los pueblos indígenas "la consulta previa, libre e informada, dentro de un plazo razonable, sobre planes y programas de prospección, explotación y comercialización de recursos no renovables que se encuentren en sus tierras...".

No obstante, la consulta previa no se incluye dentro de los 16 puntos de la resolución para declarar de interés nacional la explotación de los bloques 31 y 43. Se habla al respecto en la página 27 del informe, que señala que "el Ejecutivo deberá" realizar esta consulta.

El legislador Mauro Andino, presidente de la Comisión de Justicia, recalcó que la Asamblea puede aplicar la consulta pre legislativa, pero que esta se da en el caso de proyectos de ley. "La declaratoria de interés nacional no se manifiesta en la forma de ley".

Para el legislador Pepe Acacho (PK), la exclusión de la consulta previa de la resolución que se debatió en el Pleno es la razón por la cual no votó a favor del informe.

La sesión de ayer transcurrió sin contratiempos y continuaba hasta el cierre de esta edición (19:00).Las dos mociones presentadas hasta esa hora fueron rechazadas. La primera, de Franco Romero (PSC), pedía el archivo de la petición, y la segunda, de Lourdes Tibán (PK), solicitaba se ordene al Consejo Nacional Electoral convocar a una consulta popular.

Los exteriores

  • Una tarima con artistas se ubicó en la calle Piedrahíta, en las afueras del Palacio Legislativo. Grupos afines a la explotación del Yasuní llegaron con banderas de Alianza País en apoyo a la decisión del presidente Rafael Correa.
  • Separados por un cordón policial, miembros del colectivo Yasunízate pedían que se convoque a una consulta popular para decidir sobre la explotación.
  • Miembros de la Policía resguardaron los ingresos al Palacio Legislativo.
Califique
2
( votos)