Tiempo de lectura: 1' 18'' No. de palabras: 205

La calma de un barrio del sur de Quito se interrumpió la mañana de este viernes 21 de junio por un incidente confuso entre estudiantes de un colegio de la zona.

Uno joven entró abruptamente a una peluquería del sector buscando resguardo, porque, según él, afuera lo esperaban otros estudiantes de la misma institución para agredirlo.

La encargada de la peluquería trataba de controlar la situación, ya que sus compañeros, también presentes en el exterior del local, pedían que el joven saliera para pedir ayuda a las autoridades y denunciar el presunto agresor. Sin embargo, ella solicitó  la presencia de los representantes del estudiante para dejarlo salir.

Una patrulla llegó al mismo tiempo que un familiar del chico. Lo subieron al vehículo y se fueron.

Metros más adelante, subieron a la patrulla a otro joven que era el acusado de la agresión.

El rector del colegio trató de dispersar a los jóvenes que le preguntaban sobre lo que había sucedido. Y dijo no saber nada.


El rector del colegio trató de dispersar a los jóvenes que se preguntaban lo que había sucedido. Y dijo no saber lo que ocurrió.

Califique
2
( votos)