Tiempo de lectura: 5' 8'' No. de palabras: 796

Ambos están en el corazón de la ciudad. El uno tiene gradas de madera que rechinan con cada paso. El otro, un piso de mármol que refleja las elegantes lámparas y los grandes ventanales. En el primero, la noche cuesta USD 5. En el otro, USD 400. Ambos escenarios son parte de los 355 establecimientos de alojamiento que tiene el Centro Histórico de Quito.

En los últimos 35 años, desde la declaratoria de Quito Patrimonio Cultural de la Humanidad, las plazas hoteleras se han ido desarrollando. Desde el 2009, según datos de Quito Turismo, se han incrementado 26 establecimientos de alojamiento en el sector.

Al primer sitio llegan los viajeros que, con mochila al hombro, recorren el mundo. En el segundo, quienes con un elegante atuendo, viajan con todas las comodidades.

Hostales y hoteles

En el Hostal Sucre, por ejemplo, desde hace más de tres décadas se acoge a los aventureros que, desde Asia, Europa y América Latina, llegan a Quito. Con tres pisos y capacidad para 30 personas, las 20 habitaciones de la Bolívar y Cuenca, se abren a diario.

En la ciudad, en el 2008, el gasto promedio diario de un turista era de USD 48 y en el 2012, fue de USD 60. Actualmente, un visitante consume USD 90.

Hace 14 años, Jazmín Guzmán es una de las herederas del hostal, donde se da la opción de usar la cocina, para evitar el servicio de alimentación. El Sucre, como dice, es uno de los primeros sitios que, conjuntamente con el Hostal Benalcázar, dieron el servicio de hospedaje en el sector de San Francisco.

Apenas a unos pasos, cruzando la Cuenca, está la Casa Gangotena. Abrió sus puertas hace 18 meses. El palacio que actualmente funciona como hotel boutique, comenta Juan Echeverría, gerente de operaciones, fue intervenido durante cinco años y más de 400 personas participaron en los trabajos.

Sus principales visitantes llegan desde Estados Unidos e Inglaterra. En julio, por ejemplo, la ocupación fue del 70% de la capacidad.

En el Distrito, la cifra pasó del 54%, en el 2008, a 59%, en el 2012. Pero, para Roque Sevilla, presidente de Metropolitan Touring, los hoteles de la ciudad, generalmente, registran entre el 40% y el 60% de ocupación.

Sevilla narra que entre la década del 40 y 50, se cerraron hoteles de gran categoría, como el Magestic. Aunque no en el Centro Histórico, en 1959 se abrió uno de los principales establecimientos de hospedaje en la ciudad, el Hotel Quito, en el norte de la urbe.

Antes de esa fecha, relata Sevilla, la mayoría de hoteles estaban en el Centro Histórico. Pero, en los años sesenta, se produce un desplazamiento de la parte residencial y comercial, con lo que va decayendo la actividad en el Casco Colonial, incluida la hotelera.

En su gestión, dice Sevilla, en el Centro, en las antiguas instalaciones del Sindicato de Trabajadores Municipales, se adecuó el Patio Andaluz, en la García Moreno, entre Mejía y Espejo. Este es el primer hotel construido, para reactivar el sector hotelero.

Se crean hostales de cinco y ocho habitaciones y se construye el nuevo hotel, el actual Plaza Grande y la Casa Gangotena.

Los hoteles que registran mayor concentración de turistas son: Plaza Grande, Casa Gangotena, Plaza Sucre, Wantara Suites, Catedral Internacional, Relicario del Carmen, Patio Andaluz, Casa Boutique San Marcos.

En el Casco Colonial, están registrados 20 hoteles, 43 hostales, 12 pensiones y un apartamento turístico. En el 2013 se crearon dos.

El Municipio, junto a otras instituciones públicas y privadas, avanza en varios planes, entre ellos está la inversión turística en Casas Patrimoniales. Son cuatro bienes inmuebles ubicados en el Centro Histórico que han sido rehabilitados para ofrecer el servicio: el Hogar Javier, Cadisán, el edificio Pérez Pallares y la Casa Mejía. Se prevé que estos espacios sean para el funcionamiento de restaurantes, hoteles o establecimientos de índole turística.

Uno de los proyectos lanzados por el Cabildo es la construcción de cinco hoteles de cinco estrellas. Uno de ellos, estaría, precisamente, en el edificio Pérez Pallares.

Mientras los proyectos se consolidan, las estructuras del Centro, unas recién remodeladas y otras que conservan sus habitaciones como hace décadas, siguen recibiendo a los turistas que escogen al Casco Colonial como su destino turístico.

Los precios

USD 400 por noche es la suma promedio que paga un huésped en la Casa Gangotena.

USD 5 Tarifa se cobra en el Hostal Sucre y ofrece el uso de la cocina a los visitantes.

USD 600 es el costo, por noche, de la Royal Suite Plaza View, ubicado en la Plaza de la Independencia.

USD 6, 8 y 12 por noche se paga en el Hotel Benalcázar. Este valor es por noche y por persona.

Califique
2
( votos)