Tiempo de lectura: 2' 55'' No. de palabras: 455

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, insistió la mañana de este miércoles 28 de agosto, en que se mantendrán en resistencia respecto al proceso legal que se sigue en torno a traída desde España de un busto en honor a León Febres Cordero, ex presidente de la República y Burgomaestre del Puerto Principal.

“A mi no me van a chantajear con que quieren declarar en abandono el monumento, que van a destruir el monumento. Que hagan lo que les de la gana. Nosotros seguiremos el camino de la ley y el camino de la dignidad que no están aquí en cuestionamiento por parte de nadie”, sentenció.

El pasado 15 de agosto Luis Rosales, director en Guayaquil del Servicio Nacional de Aduanas del Ecuador (Senae) declaró en abandono definitivo el busto de Febres Cordero que se encuentra en una de las bodegas de Contecon, concesionario del Puerto de Guayaquil, desde octubre del año anterior.

Sobre el tema Nebot hizo dos precisiones. La primera es que el monumento, “entendiéndolo como el homenaje a León Febres Cordero y el respeto a las decisiones del Cabildo ya se dieron. El monumento hecho en Ecuador, no el esculpido en España, está puesto en el sitio, a la altura y con las especificaciones que el Cabildo decidió ponerlo. Hicimos respetar la competencia del Cabildo y se rindió el homenaje”.

En cuanto al otro monumento, elaborado por el artista español Víctor Ochoa, aclaró que se han resistido a la sentencia que es un derecho constitucional cuando se vulneran derechos fundamentales como las competencias de una institución como el Municipio de Guayaquil.

“Eso está dentro de una sentencia espuria y por eso hemos resistido. Resistir significa no acatar porque esa sentencia vulnera derechos constitucionales. Si nosotros cumplimos parte de la sentencia, y es que posiblemente creen que por ahí vamos a ir, retirando ese monumento, estamos desdiciéndonos de los argumentos que nos permiten resistir, rechazar íntegramente la sentencia, y eso no lo vamos a hacer”, agregó el Burgomaestre porteño.

Según la resolución de la Senae, el Municipio de Guayaquil tiene un plazo de 20 días para apelar la declaración de abandono del busto del ex Alcalde. De no seguirse ese recurso la carga puede ser subastada e incluso destruida.

La confección e instalación del busto de bronce de León Febres Cordero fue promovido por un Comité presidido por el Arzobispo de Guayaquil, Antonio Arregui. Su costo alcanzó los USD 300 000. Y su ubicación junto al barrio Las Peñas motivó a que el Instituto de Patrimonio Cultural rechace su colocación iniciándose una polémica entre el Gobierno y el Cabildo.

Califique
2
( votos)