Tiempo de lectura: 2' 17'' No. de palabras: 354

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, calificó de ‘broma’ y de ‘cortina de humo’ el pedido público que le hizo el presidente Rafael Correa, en la última sabatina, en el sentido de firmar ambos un documento para reformar la Constitución a favor de la reelección indefinida.

“Veo que por gracia de su majestad Don Rafael Primero, que se cree Rey, me ha conferido a mí la calidad de Virrey. Él piensa que nos sentamos los dos, firmamos un documento, y el país tiene que obedecer. No, yo tengo más humor que Rafael Correa pero yo no me río de las instituciones ni de los ciudadanos”, dijo hoy lunes 5 de agosto en el Salón de la Ciudad.

Ante la insistencia de la prensa, que asistió a la presentación del nuevo monumento de 30 metros que se erigirá en honor a Guayas y Quil, Nebot se refirió al tema por dos minutos sin aceptar preguntas.

El Burgomaestre dijo que siempre ha creído, y lo creerá así hasta que muera, que los relevos, generacionales o no, en democracia los decide el pueblo quien determina si reelige o no a una autoridad.

“Lo que si no puedo estar de acuerdo es que, ese tipo de bromas, sirvan para echar una cortina de humo sobre la idea de afectar la actividad portuaria de Guayaquil y de eso vamos a hablar a partir de mañana con profundidad”.

Y acotó que el humo por espeso que sea no le quita la visión de las cosas. Y que le a explicar a los guayaquileños “qué hay detrás de todas estas bromas y cuales son las verdaderas intenciones en materia portuaria que afectan la tradición, la historia, la identidad  de la ciudad. Pero más que eso, el empleo, los ingresos, el movimiento económico y el desarrollo actual de Guayaquil”.

Al cerrar su intervención, Nebot dijo que “dejo de ser Virrey y me convierto en Alcalde como espero que el Presidente deje de ser Rey y siga siendo Presidente que se lo ha ganado en las urnas”.

Califique
2
( votos)