Tiempo de lectura: 11' 11'' No. de palabras: 1877

El Gobierno mantiene un discurso crítico a EE.UU., en momentos en que la polémica se ha trasladado al papel de Julián Assange en el pedido de asilo del extécnico de la CIA, Edward Snowden.

Al arribar tras su gira asiática, el canciller Ricardo Patiño señaló que el tema fundamental de debate son los sistemas de espionaje de EE.UU. denunciados por Snowden y no el supuesto salvoconducto extendido por el Consulado en Londres, como lo informó Assange, asilado por el Ecuador.

"El asunto fundamental es el delito que ha sido denunciado y la respuesta que tiene que dar el país que ha sido denunciado, que espía a todo el mundo", fueron las expresiones del Canciller ayer.

Casi en forma paralela a sus declaraciones el Wall Street Journal difundió información sobre la aparente incomodidad en las autoridades nacionales por la participación de Assange en el manejo del caso Snowden, quien sigue en Moscú como pasajero en tránsito.

De la decisión que tome el país frente al tema, el canciller Patiño no arrojó mayores pistas. En su contacto con los medios se limitó a señalar que han existido ciertos contactos con autoridades rusas en los últimos días sobre la situación del exanalista de Inteligencia, pero destacó que "todavía no" hay conclusiones sobre esos diálogos, según reportó la agencia EFE.

Y negó una presunta división en el Gobierno frente al tema.

¿Qué debe hacer el Gobierno con el pedido de asilo de Snowden? Este Diario entrevistó a los diplomáticos: Francisco Carrión y Marcelo Fernández de Córdoba. El primero cree que cabe extender la protección y el segundo no. Pero ambos coinciden en que Assange debe guardar silencio en el tema.

ENTREVISTA A FRANCISCO CARRIÓN MENA, EX MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES

'Por principios se debe dar el asilo, pero mejor si Snowden no viene'

¿Por qué sostiene que el Ecuador debe conceder el asilo a Edward Snowden?
Él reúne los requisitos de la práctica internacional en materia de asilo, que respeta el Ecuador. Es decir, que sea un perseguido político y que su vida corre peligro.

¿Qué tan prudente puede ser aceptar ese pedido cuando EE.UU. ha anticipado que habrá graves consecuencias?
Toda decisión de un país tiene implicaciones. Pero este caso es una cuestión de principios. Creo que la Cancillería tendrá presente las implicaciones. En función de eso debe considerar los escenarios para tomar una decisión, sobre la base de los principios que defiende la política exterior ecuatoriana y en la línea de nuestros intereses.

¿No es mejor para los intereses nacionales conservar las relaciones con EE.UU.?
Aquí no se defiende a una persona, sino un principio al margen de que sea el señor Snowden. Ecuador debe basarse en principios para ser un país respetado, sobre todo en temas de asilo.

¿El país no pierde ese prestigio cuando Julián Assange, asilado en la Embajada en Londres, hace pronunciamientos públicos e incluso da información de cómo Ecuador ayuda a Snowden?
No es correcto que Assange se aleje de las prácticas del asilo. En este caso no debiera hacer pronunciamientos políticos que pueden incomodar al Gobierno británico y al propio ecuatoriano. Lo mejor que puede hacer la diplomacia ecuatoriana es exigir a Assange que guarde silencio.

¿Por qué afirma que el Ecuador debe privilegiar la prudencia en este asunto?
No hay nada peor que la diplomacia del micrófono. Si queremos que esto se resuelva, la prudencia, el silencio y las negociaciones directas con las otras partes permitirán encontrar salidas.

En las actuales circunstancias, ¿qué es lo mejor: dilatar la resolución del Gobierno o tomarla de forma rápida?
En este tema no hay disposiciones que establezcan plazos. Así que hipotéticamente el Ecuador puede tomarse el tiempo que quiera. Eso no debe llamar la atención. Ahora hasta dónde se pueda o se deba jugar con la situación de Snowden depende de los elementos de juicio que tenga el Gobierno y que no son públicos.

¿Cuáles?
Entiendo que deben existir conversaciones con el Gobierno ruso e incluso deberían existir contactos prudentes con EE.UU.

Al dilatar la resolución del asilo, ¿se abre la posibilidad de que el desenlace del asunto esté a cargo de otro país y Ecuador se desmarque?
Sin duda. Por principios jurídicos y humanitarios el Ecuador le debe conceder el asilo, pero si hay otras salidas es mucho mejor que Snowden no venga al país...

En términos operativos, ¿es menos difícil que Snowden llegue al país en comparación con la situación de Assange?
En el caso de Assange, él no puede salir de la Embajada si no obtiene el salvoconducto británico. El caso de Snowden aún está en etapa preliminar. Además, su situación es sui géneris, pues no está en una legación diplomática como la Embajada en Moscú. En realidad el país solo tiene una solicitud. Probablemente su situación no es tan grave como la de Assange.

Ecuador renunció a la Atpdea por la presión de EE.UU., ¿el interés comercial está por debajo de los principios?
La renovación de esas preferencias ya estaba prácticamente desechada.

La Atpdea es el tema coyuntural, pero pueden existir otros efectos. ¿El caso Snowden está por encima de los intereses nacionales?
Ahí hay que hacer un análisis en profundidad. Pienso que los principios deben mantenerse, pero los intereses también. Ahí hay que hacer una valoración y no tengo la información de los beneficios que dejaría de recibir el Ecuador. Esas valoraciones las tiene que hacer el Gobierno. ¿Estará EE.UU. dispuesto a realizar un embargo de las importaciones ecuatorianas? No lo sé. Hay que tener presente que somos un país dolarizado. Hay una serie de elementos que el Gobierno debe analizar para saber hasta dónde privilegia los principios y los intereses.

Hoja de vida


Su trayectoria. Embajador de carrera. Ha ejercido los más altos cargos de la diplomacia ecuatoriana. Actualmente es Coordinador del Área de Relaciones Exteriores de la Flacso.

Su punto de vista. Sostiene que Ecuador debe conceder el asilo, pero considerando todos los escenarios y efectos de la decisión.

ENTREVISTA A MARCELO FERNÁNDEZ DE CÓRDOBA / EX VICECANCILLER

¿Cabe que Ecuador acepte el pedido de asilo de Snowden?
Hay que hacer una aclaración: no creo que sea de asilo, sino de refugio.

¿Por qué?
El asilo procede solo cuando una persona ingresa a un recinto diplomático y hasta lo que conocemos él no ha ingresado a la Embajada en Moscú.

¿Para conceder refugio no hace falta que la persona también esté en territorio del Estado al que acude?
El refugio se rige por el Estatuto de la Convención del Refugiado de la ONU de 1951. Ahí establece que una persona lo solicita cuando se es perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas y se encuentra fuera del país de su nacionalidad. Normalmente se otorga refugio cuando una persona ha llegado al país en que busca protección. Pero lamentablemente toda esta confusión se produce porque quien hace de vocero del país es Julián Assange. Él no tiene nada que ver con el tema, debería respetar las normas del asilo y no intervenir en ningún asunto. Él es quien dice que Snowden viajó con un documento de refugio extendido por el Ecuador.

Entonces, ¿qué debería hacer el Gobierno en este tema?
El caso de Snowden hay que ubicarlo en su contexto. Primero, no es un tema que le incumba al Ecuador, porque es un ciudadano estadounidense que, de acuerdo con la normativa de su país, está llamado a un juicio para establecer si ha violado determinadas normas. Pero Snowden no quiere regresar porque teme que no haya un juicio justo. Por eso estamos interviniendo en asuntos internos de otro país y llega esta complicación de orden político.

Pero otras voces señalan que el Estado asilante (Ecuador) puede resolver si Snowden es un perseguido y si su integridad está en riesgo.

El tema no es tan simple y se han introducido varias interpretaciones. Pero para mí es un tema interno de un tercer país. No se puede dar protección a un ciudadano que ha cometido delitos comunes en su país.

¿Snowden no es un ciudadano que denunció que los sistemas de espionaje de su país viola la privacidad de sus ciudadanos al interceptar sus comunicaciones?
Esa es una parte de la historia. Lo que se olvidan es que se llevó dos computadoras que no se sabe qué contenían y cómo comprometen la seguridad nacional de EE.UU. Eso tiene que establecerlo los tribunales de ese país. Este caso ya ha trascendido a escala internacional y ha ocasionado dificultades entre las grandes potencias como EE.UU., China y Rusia. Dentro de este panorama es que interviene Ecuador sin que le corresponda.

¿Ecuador debe priorizar su soberanía al estudiar el asilo de Snowden o los intereses nacionales como los comerciales con EE.UU.?
En este caso se debe privilegiar los intereses de los ecuatorianos, no del Gobierno. Hay que poner en la balanza que EE.UU. es el principal socio comercial del país, cuyo mercado capta el 40% de nuestras exportaciones, con una balanza comercial favorable al Ecuador. No creo que por intervenir en un tema polémico y que no nos afecta debamos tener un roce diplomático, que no sabemos qué tan grande puede ser. Creo que hace bien el Gobierno al decir que estudia el tema. Ojalá lo haga sin un interés político o ideológico.

En este escenario, ¿qué es lo más aconsejable para el país?
La mejor solución sería que Venezuela recibiera a Snowden. En este caso hay que tener claro que EE.UU. y Rusia deben estar negociando una salida al tema, por los intereses globales que tienen.

¿Una alternativa es que el Gobierno ecuatoriano dilate el estudio de la solicitud para que llegue una tercera salida?
Esta novela de espías podría tener otra solución que no nos involucre. Incluso creo que el propio señor Snowden puede negociar con las autoridades estadounidenses para conseguir ciertas condiciones para su juicio por los delitos que se le acusa. Es bastante difícil que a él lo puedan condenar de traición de la patria, que debe ser lo que más le preocupa.

Hoja de vida

Su trayectoria.  Embajador de carrera. Fue Viceministro de Relaciones Exteriores. Dirigió misiones como la del Vaticano. Actualmente es catedrático universitario.

Su punto de vista. El Gobierno no debe extender el asilo a Edward Snowden, porque su situación no es un tema que incumba al interés nacional.


'La situación de Snowden no es un asunto que incumba a Ecuador'

Califique
2
( votos)