Tiempo de lectura: 3' 19'' No. de palabras: 549

El creador de Wikileaks, Julián Assange, podrá seguir haciendo campaña electoral en la Embajada de Ecuador en Londres, pero sin burlarse de los políticos de su país, Australia.

El anuncio lo hizo el presidente Rafael Correa desde Surinam, donde participó ayer de la cumbre de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

En una entrevista con la agencia AFP, el Presidente ecuatoriano dijo que se le llamó la atención a Assange, quien es candidato a senador en Australia por su partido, denominado Wilileaks.

"Le hemos dirigido una carta, él (Assange) puede hacer campaña política, pero sin burlarse de los políticos australianos, eso no lo vamos a permitir", dijo Correa, al referirse al video que grabó Assange en la Embajada nacional, donde está refugiado desde el 2012.

En esa cinta, que sirve para su campaña electoral en Australia, hay una burla directa del primer ministro austrialiano, Kevin Rudd, de su predecesora Julia Gillard y del líder opositor, Tony Abbott.

"Las reglas de asilo en principio lo que prohíben es inmiscuirse en política del país que da el asilo. Pero por elemental cortesía nosotros no vamos a impedir que Julián Assange ejerza su derecho a ser candidato. Pero que no se burle de políticos o personas australianos", aseguró Correa a la AFP.

  • Vídeo

Australian Election

Video tomado de thejuicemedia de Youtube.



Sin embargo, que el Gobierno permita a Assange ser candidato sí va contra la práctica regional en materia de asilo, que impide que los beneficiarios de esa protección intervengan en la política de sus países de origen.

De hecho, la propia diplomacia de Correa ha formulado pedidos de esa naturaleza. Específicamente al Gobierno de Panamá, donde se encuentra asilado el expresidente Abdalá Bucaram Ortiz.

El 22 de junio del 2007, en un comunicado, la Cancillería informó de una solicitud al Gobierno panameño, para que recuerde a Bucaram que no puede pronunciarse sobre política ecuatoriana.

Según ese comunicado, la entonces ministra de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa, "pidió al Canciller de Panamá que recuerde al expresidente (Bucaram) que, por su condición de asilado, tiene la obligación de no hacer declaraciones de tipo político".

El boletín agregó que la actitud de Bucaram "rompe los compromisos internacionales que existen entre Estados en materia de asilo, y que además atenta contra la estabilidad institucional del Ecuador".

Esos compromisos en materia de asilo son las normas de la Convención de Asilo de Caracas de 1954, que Ecuador invocó para dar la protección a Assange.

El comunicado también señaló que Espinosa se comunicó con su colega panameño, Samuel Lewis, para que le recuerde a Bucaram que "tiene la obligación de no hacer declaraciones de tipo político que se refieran al Ecuador". Ese caso de Bucaram del 2007 es similar al actual Assange.

Mientras el expresidente hacía declaraciones políticas sobre Ecuador desde Panamá, el 'hacker' australiano lo hace sobre Australia desde la Embajada ecuatoriana.

Este es el segundo regaño de Correa a Assange. El primero fue en julio, después de que el creador de Wikileaks dijera que no era aceptable la llamada que hizo el vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, a propósito del caso Snowden.


Califique
2
( votos)