Tiempo de lectura: 5' 32'' No. de palabras: 905

Entrevista del día / Pablo Chang/ Jefe de investigaciones del CIBE de la Espol

¿POR QUÉ ESTÁ AQUÍ?

Su experiencia.  Es Director de investigación de Fitopatología del CIBE. Máster en Biotecnología. Realiza un doctorado en Holanda.     
Su punto de vista. La investigación y la transferencia tecnológica  es la  clave para ayudar a los pequeños bananeros a mejorar
su nivel de  productividad.


¿La crisis bananera se origina por la falta de acuerdos comerciales con los países donde más se vende la fruta?

El problema no es por la falta de acuerdos comerciales. Esto sucede todo los años y en especial julio, agosto y septiembre que son los meses en que los estudiantes de los países de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos salen de vacaciones y la demanda se reduce drásticamente.

Y entonces ¿cuál es la causa de la crisis bananera?

El problema es estructural y se origina en los pequeños productores que no tienen acceso a la tecnología para reducir sus costos. El 55 % de los productores son personas que tienen menos de 15 hectáreas y solo tienen el 12 % de la tierra. En cambio, los grandes productores suman el 11% pero poseen el 52% de toda el área bananera del país.

La estructura bananera siempre ha sido la misma. ¿Cuál es la novedad?

No se han tecnificado, esa es la diferencia. Los grandes exportadores no tienen problema para colocar su fruta y recibir el precio que les permite financiar sus operaciones.

El sector ya fue declarado en emergencia. ¿Con esto se solucionan los problemas?

El problema de los bananeros es que no quieren invertir en investigaciones y solo se preocupan de tener ganancias en su producción. Ellos se quejan de que no hay centros de investigación ni se los apoya con tecnología, pero no se animan a aportar en estudios que les ayuden a mejorar su producción. Esos fondos que se van a utilizar para la emergencia mejor se deberían emplear en el mejoramiento de la calidad y el aumento de la productividad.

¿Y por qué no lo hacen?

No se ponen de acuerdo y solo esperan que el Estado los ayude cuando están en crisis, pero cuando están en auge no dicen nada.

Hay una sobreoferta que afecta los precios internacionales y no se puede pagar el precio oficial de USD 5,50 por la caja. ¿Cómo reducir la producción?

Los costos de producción son más altos en los pequeños bananeros, porque no tienen sistemas de riego adecuados ni la tecnología para mejorar los sistemas de fumigación. Además, no tienen cupos fijos para vender su fruta porque no son agremiados y producen poco volumen. Hay que reducir los costos de producción y no el volumen.

¿Cómo reducir los gastos en el sector bananero?

El 30% de los costos se concentra en el control de la sigatoka negra. Hay que monitorear permanentemente y aplicar correctamente los fungicidas, ya que algunos no matan al hongo. Por eso hay que fomentar un nuevo sistema de siembra como el hexagonal, que permite una población mayor de plantas en una misma zona de cultivo.

¿Por qué no hay propuestas de investigación para el sector bananero en el país?

Hace dos años, el Centro de Investigacionest Biotecnológicas del Ecuador (CIBE) propuso al Ministerio de Agricultura un programa para mejorar la productividad bananera, pero no hubo interés. Se trata de un sistema de fumigación limpia con sistemas tecnológicos que bajarían los costos de producción y beneficiaría a los pequeños bananeros.

¿Y cuál es la solución para que se fomente la investigación bananera?

El Estado debe delegar la investigación, ya que no puede solucionar todos los problemas. Además, el cambio continuo de ministros y subsecretarios de Agricultura no permite el desarrollo de una política de investigación duradera. No se crean investigaciones básicas como para saber si hay resistencia a un fungicida, cómo controlar la sigatoka y tener cuidado con el medioambiente.

Y para lograr eso, ¿cuánto recurso se necesita?

Acceder a nuevas tecnologías no es caro y como ejemplo están los productores de Costa Rica y Colombia, que cada año aumentan sus rendimientos. Solo falta decisión política y empresarial.

Las grandes bananeras ¿hacen investigación y mejoran su rendimiento?

Por supuesto. Y con esas investigaciones han mejorado su nivel de productividad y aplican correctamente los fertilizantes a sus plantas. El problema es que el pequeño no se beneficia ni recibe ayuda de nadie. Ahí es donde el Estado debe intervenir con medidas que obliguen a las grandes empresas a que compartan sus tecnologías con el resto.

El proyecto de los bananeros es crear el Ineban para que ayude a mejorara los cultivos y apoye con tecnología. ¿Eso ayudará al sector?

Es una opción, pero el Estado junto con las universidades y los centros de investigación deben buscar alianzas y consensos para mejorar los niveles de productividad agrícola. Hay que hacer talleres con los agricultores y enseñar las nuevas tecnologías y sistemas de fumigación para mejorar. Los productores que no tengan buenos niveles de productividad desaparecerán del mercado.

Califique
2
( votos)