Tiempo de lectura: 4' 50'' No. de palabras: 777

En un catálogo de seis páginas se promocionan 80 modelos de collares, aretes y manillas elaboradas con mullos por los saraguros. Ese folleto fue elaborado para participar en dos ferias artesanales que se efectuaron en Estados Unidos.

Tienen diferentes diseños como arco iris, estrellas, soles, flores, frutas, hojas… A comienzos de julio, una delegación de la Mega Cooperativa Artesanal de los Saragur@s exhibió y vendió esas artesanías en una feria en Santa Fe (Nuevo México) y, posteriormente, en Dallas (Texas). Allí, su mercadería se comercializó en USD 30 000.

Fue la primera ocasión en Dallas y la séptima en Nuevo México. Para promocionar sus collares, manillas y artes llevaron ese catálogo, que también les permitió concretar 10 pedidos para tiendas de otras ciudades de Estados Unidos.

Linda Belote es la mentalizadora de las ventas en el exterior. Esta estadounidense, de 72 años, llegó por primera vez a ese cantón lojano en 1962 cuando era antropóloga en el Cuerpo de Paz.

Ahora visita Saraguro una vez al año y se queda de 15 a 30 días. Belote siempre lleva una prenda elaborada por estas indígenas. "Son sus obsequios y los luzco todo el tiempo". En un pequeño salón ubicado en el centro de Saraguro, Martha Lozano ensartó mullos para elaborar un anillo que regalará a la extranjera.

Esa joya multicolor estuvo lista en 30 minutos. Lozano es parte de las 78 artesanas que integran esta megacooperativa, que fue creada hace dos años. Cinco organizaciones se asociaron en esa entidad para tener un volumen grande de producción, exponer en el exterior y obtener mejores ganancias.

"Es la primera ocasión que ofertamos el producto en un catálogo", dice Flor María Cartuche, presidenta de esa megacooperativa. Según ella, esta revista, que fue elaborada durante un año, permitirá captar otros mercados. Con aportes voluntarios crearon la web www.lamegabeadwork.com y lograron que modelos luzcan sus joyas.

El objetivo es que los artesanos puedan superarse y salir al exterior, dice Belote. Dos voluntarias de la feria de Santa Fe capacitaron en diseño gráfico y marketing a las artesanas durante un año.

En la habitación donde tejen las artesanas, Belote sonreía, conversaba y se emocionaba al mirar su labor. También las fotografiaba.

La estadounidense recordó que en el 2003, junto con su esposo, abrieron un sitio web a través del cual difundieron fotografías de esas artesanías. "Algunos amigos preguntaron dónde comprarlas".

Por ello, Belote propuso que participaran en la feria Internacional Folk Art Market de Santa Fe y ellas accedieron. En el 2006 con la organización de indígena Teresa de Calcuta tuvieron la primera experiencia y vendieron USD 6 000. "Fue mucho dinero para ser la primera vez en una feria de dos días".

Flor María Cartuche actualmente busca otros espacios para promocionar las artesanías en el exterior y de esta forma generar más trabajo para las 78 artesanas.

Cuando hay pedidos, el número de prendas se divide en partes iguales entre las cinco organizaciones. Un collar multicolor cuesta USD 40 en Ecuador y USD 100 en Estados Unidos, dependiendo del modelo. Los mullos son adquiridos por cada productora en Saraguro, Loja y Cuenca.

Según Cartuche, una limitación es el valor que deben pagar para transportar su mercadería a Estados Unidos y los tributos que cobran en ese país.

Para las dos últimas ferias cancelaron USD 3 500 por 30 kilos que llevaron desde Ecuador. Pero a Cartuche las ganancias le permiten aportar en su hogar y por eso se esfuerza para crear nuevos diseños que sean atractivos.

Punto de vista

Fabián Altamirano, Coord. Ministerio de Turismo en Loja

'Su labor es reconocida'

Sus artesanías son cotizadas por turistas nacionales y extranjeros. Este cantón lojano es considerado como un centro artesanal, porque tanto hombres como mujeres muestran su talento. Además, ha despertado un interés nacional para ser un destino turístico. Eso incentiva a los artesanos a mostrar sus creaciones que son un imán para el visitante y hay que destacar que cada artesano se ha capacitado para ofrecer productos de calidad. La venta de estas joyas elaboradas con mullos en Estados Unidos muestra un país productivo y talentoso. Pero no solo están los tejidos en mullo; se suman también los tejidos en lana, cerámicas y otros. Hace 15 años no había ese interés por admirar y comprar las artesanías en Saraguro. Ahora la calidad de su trabajo es reconocido en ferias que se hacen en todo el país.

Califique
2
( votos)