Tiempo de lectura: 3' 38'' No. de palabras: 603

Las autoridades de salud de Chimborazo esperan los análisis de dos personas que podrían estar afectadas con el virus de la influenza AH1N1 en Riobamba. En Tungurahua sigue la vigilancia epidemiológica en Ambato y Patate. Los especialistas recomiendan acudir a los centros de salud, hospitales provinciales y del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) si presenta síntomas.

Adela Vimos, epidemióloga de la Dirección de Salud de Chimborazo, explicó que desde el pasado jueves se encuentran aislados dos hombres, de 40 y de 44 años. "Los sospechosos fueron hospitalizados para descartar el peligro de contagio. Además, las farmacias no podrán vender medicamentos antigripales y el personal está preparado para atender este tipo de situaciones", informó Vimos.

En los pasillos de la casa de salud riobambeña, los médicos, enfermeras y personal administrativo trabajaban con mascarillas. Al igual que en el Hospital Regional Docente Ambato, donde los guardias restringieron las visitas y exigieron que los familiares portaran los implementos de protección.

María Freire, de 50 años, caminaba presurosa. En sus manos sostenía los análisis y una radiografía de los pulmones de su madre, Luz Díaz, de 90 años. Vestía pantalón negro, suéter de lana blanco y una gorra de lana.

Díaz ingresó el pasado martes con una fuerte pulmonía. "Queremos descartar que mi madre tiene el virus del AH1N1. Hay cinco pacientes que se encuentran aislados con neumonía", contó Freire.

El temor se suscitó después que la Gobernación de Tungurahua confirmara la muerte de una mujer de 34 años en el IESS de Ambato, el pasado viernes. Ella ingresó transferida desde Latacunga y presentaba una neumonía aguda. Luego de cuatro días de permanecer en terapia intensiva, falleció.

Lorena Velasco, directora de Salud de la provincia, explicó que se presentaron 23 pacientes sospechosos. 14 tienen neumonía grave y 9 tienen una afección tipo influenza. Velasco mencionó que los otros resultados de los exámenes del Instituto Nacional de Investigación Pública se conocerán entre el martes o miércoles. Como una medida de prevención, se decidió que los familiares de los contagiados reciban tratamiento.

Explicó que por la etapa invernal que afronta la Sierra centro del país es recomendable protegerse con ropa abrigada.

Karina Cañizares coincidió con el criterio de la funcionaria. La mujer de contextura delgada esperó sentada -en las afueras del IESS- información de su esposo, Alberto Quiñones, quien ingresó el pasado viernes por una fuerte infección pulmonar. Aquel día lo trasladaron al quinto piso, con el resto de infectados con neumonía.

La situación de algunos se ha complicado y ahora están con respiración artificial. Cañizares afirma que su esposo se recupera.


Los antecedentes
Pandemia.  En el 2009, el virus AH1N1, que entonces se conocía como gripe porcina, contaminó a 55 867 personas en 109 países y territorios. Posteriormente, los científicos descartaron la relación del virus con los cerdos.

Rebrote. Hace un mes se anunció la reaparición del virus AH1N1 en Colombia y Venezuela. Entonces, Carina Vance, ministra de Salud, afirmó que Ecuador mantenía controles en la frontera para restringir el paso de personas contagiadas.

Evidencias. El jueves pasado, en el Hospital del Instituto de Seguridad Social (IESS) en Ambato, se restringió la entrada al quinto piso. Allí se adecuó el espacio para atender a 11 pacientes sospechosos, con neumonía aguda.

Medidas. Las autoridades de Salud solicitan calma a la población, no automedicarse y acentuar las medidas de higiene.

imagen

Califique
2
( votos)