Tiempo de lectura: 5' 54'' No. de palabras: 941

Se refleja en los centros comerciales donde los fines de semana es imposible conseguir un parqueo. También en los restaurantes, cines, cafeterías, almacenes, boutiques u otro tipo de negocios en la ciudad.

Guayaquil es una urbe donde el latido del comercio marca un alto pulso. Y allí bulle con una mayor intensidad la clase media.

El ritmo del Puerto Principal es muy dinámico. Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la ciudad cuenta con 2 501 423 de habitantes. Además de 50 083 establecimientos comerciales, 8 207 de hospedaje y comida, y 849 de entretenimiento y recreación… Para el sociólogo Gaitán Villavicencio, la actual clase media no está estipulada por la escala salarial sino por sus expectativas. "Su mentalidad se ha democratizado. Esto con relación a la educación, el aseguramiento del futuro, ahorra, tiene un trabajo permanente...".

Esto se logró por la superación de las crisis de 1996 (por la guerra), 1999 (crisis bancaria) y 2000 (la dolarización). "En esa época, la clase media era con base en la escala salarial. Por la situación que vivió el país, quienes eran de este grupo se redujeron. Varios migraron".

En un estudio sobre la evolución del poder adquisitivo en el país, período 2003-2012, la empresa Habitus concluyó que el sector público crece en importancia como fuente de empleo de las clases media y alta. Y que el sector privado es el principal empleador de la clase media que creció del 19% en el 2003 al 45% en el 2012.

En un almacén de ropa deportiva de la av. 9 de Octubre, Luis, de 24 años, compró un par de zapatos en USD 102. Tiene 18 meses laborando en una institución pública. "Es un lujo que ahora me puedo dar. Antes compraba en la Bahía. Hasta entonces mi familia dependía del sueldo de mi padre", cuenta quien habita en Sauces 5, norte de Guayaquil.

En estos últimos días, especialmente, el comercio en el centro de Guayaquil se ve mucho más convulsionado por la llegada de turistas coincidiendo con las fiestas por los 478 años de fundación de la urbe. El movimiento en los almacenes de electrodomésticos, equipos electrónicos (laptop, tablet) y de celulares inteligentes es masivo.

En el primero lo que más llama la atención son los televisores tipo LED o de alta definición. Ángela Pérez terminó de pagar un préstamo y ahora cotiza la compra de una pantalla de 42 pulgadas por la que piensa endeudarse otra vez.

Guayas es la provincia del país con el mayor porcentaje de personas que dispone de un teléfono inteligente. Un 20,8% respecto a la población nacional, en su mayoría de Guayaquil, cuenta con un smartphone, tecnología que permite navegar en Internet.

Ese panorama se intensifica en los centros comerciales, especialmente del norte. Allí se refleja el estilo de vida del guayaquileño. Una forma de medir ese cambio es la entrada de nuevas marcas.

Por ejemplo, la cadena de ropa Zara está por abrir un local en el Centro Comercial San Marino o la llegada de la cadena de comida rápida estadounidense Wendy's. "Cuando las marcas notan que crece la masa con poder de compra, automáticamente aparecen en el mercado", reflexiona Francisco Farías, especialista en Marketing.

Otro parámetro de medición tiene que ver con los viajes. El guayaquileño de clase media también ahorra para darse el lujo de viajar. Las agencias turísticas cada vez ofertan más paquetes a Panamá.

imagen

Toty Camino, gerente de Missing Travel, explica que lo más atractivo es el recorrido de compras en Colón, una especie de Bahía porteña.

Miami y Nueva York son destinos para visitar familiares y Orlando para compras y paseos. Aunque Yamil Samán asegura que los últimos años, el guayaquileño está volteando su mirada a Ecuador.

En diciembre del 2011, el INEC presentó la Encuesta de Estratificación del Nivel Socioeconómico. El estudio, aplicado en 9 744 viviendas de Quito, Guayaquil, Cuenca, Machala y Ambato, reflejó que los hogares de Ecuador se dividen en cinco estratos: el 1,9% se encuentra en estrato A; el 11,2% en el B; el 22,8% en el C+; el 49,3% en el C-; y el 14,9% en nivel D.

Con base en esas encuestas y otros estudios, la empresa Negocios & Estrategias, consultora de Marketing e Investigación de Mercados, estableció también cinco segmentos de los cuales el C (ver infografía) corresponde a la clase media. "Constituyen el 33% de la población y es un segmento que, dependiendo de sus hábitos financieros, puede tener excedente para ahorro, inversión o lujo".

Según el sociólogo Villavicencio, esta clase se consolidó con la recuperación del Estado. "Se está incrementando. La caracteriza su alto nivel de escolaridad. Es joven, con expectativas tanto internas como externas, pero que son realizables".

Punto de vista

Juan Farías / Analista de Mercado

'La clase media demanda otra clase de productos' La clase media es uno de los segmentos que más ha crecido los últimos seis años. Se debe a tres factores básicos: el incremento del PIB, un crecimiento importante en la economía del país y el aumento del financiamiento público para adquirir bienes. Esto derivó a que se generen otras necesidades. Por ejemplo, el financiamiento del Biess para viviendas ha generado que la clase media se mueva a otras zonas de Guayaquil. Esto cambia su estilo de vida. También, varían sus necesidades y, por lo tanto, sus hábitos de consumo. Demandan otra clase de productos.

Califique
2
( votos)