Tiempo de lectura: 3' 45'' No. de palabras: 606

El canciller panameño, Fernando Núñez Fábrega, negó ayer que el hallazgo de equipo militar del ejército cubano a bordo del buque norcoreano Chong Chon Gang, retenido en territorio de ese país, haya generado un conflicto diplomático entre los gobiernos de Cuba y Panamá.

Núñez Fábrega divulgó el contenido de una comunicación remitida a la embajadora de Luxemburgo, Sylvie Lucas, quien ocupa la presidencia rotativa del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para explicar la posición oficial de Panamá sobre el tema del barco, cuya tripulación norcoreana fue detenida en este país.

La nave, con un cargamento de azúcar morena y armamento a bordo, está acodada desde el domingo en el puerto de Manzanillo, en la caribeña ciudad de Colón, 80 kilómetros al norte de la capital panameña, tras haber sido interceptada cuando intentaba cruzar el Canal de Panamá, con destino a Corea del Norte.

"Aquí no ha habido un problema entre Panamá y Cuba. El problema es que al mandar esa carga no declarada en una nave coreana, a través de las aguas de Panamá, obviamente se ha tenido que interceptar en cumplimiento de esas resoluciones de las Naciones Unidas", indicó Núñez Fábrega.

Añadió que "ellos tienen que entender que eso no depende de nosotros. Nosotros somos miembros de las Naciones Unidas y teníamos que acatar las resoluciones de inspeccionar la carga y, habiendo determinado que existían productos bélicos, retenerla hasta que se pudiera poner a disposición del Consejo de Seguridad de laONU".

El Ministerio de Relaciones Exteriores había emitido la noche del martes un comunicado para señalar que la nave detenida en Panamá por agentes policiales "zarpó de un puerto cubano rumbo a la República Popular Democrática de Corea con un cargamento, mayormente, de 10 000 toneladas de azúcar". "Además, en la citada nave, se transportaban 240 toneladas métricas de armamento defensivo obsoleto -dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo ello fabricado a mediados del siglo pasado-, para ser reparado y devuelto a nuestro país", reseñó el comunicado.

El Gobierno cubano planteó que "los acuerdos suscritos por Cuba en esta esfera se sustentan en la necesidad de mantener nuestra capacidad defensiva para preservar la soberanía nacional", y reseñó que "la República de Cuba reitera su firme e irrevocable compromiso con la paz, el desarme, incluido el desarme nuclear, y el respeto al Derecho Internacional".

El canciller panameño confirmó que han sido autorizadas las visas a dos funcionarios del gobierno de Corea del Norte para estar presentes en las investigaciones relativas al barco retenido. Ambos llegarán a la capital panameña procedentes de La Habana, Cuba. Asimismo, Núñez Fábrega confirmó una invitación al Comité y a su panel de expertos a visitar a Panamá lo antes posible, con apego al mandato emanado de la Resolución 1874 (2009), del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El gobierno de EE.UU. reveló ayer que dará a Panamá el apoyo técnico solicitado para inspeccionar el barco norcoreano Chong Chon Gang y que contactará a funcionarios cubanos para ventilar el polémico tema de las armas enviadas a través de un buque carguero con un historial de incidentes.

La retención desde la semana pasada del barco ha incluido episodios violentos, como el intento de suicidio del capitán y de motín por parte de la treintena de personas que lo tripulan.

Califique
2
( votos)