Tiempo de lectura: 4' 46'' No. de palabras: 764

En la ciudad de Wolfsburg ubicada al norte de Alemania se encuentra el Autostadt. Este es un parque de atracciones y recinto ferial permanente compuesto por varios pabellones clasificados, por marcas, otro de accesorios de la marca y otro de solo historia y evolución del automóvil.

Este parque de atracciones cuenta con un museo, característica de los pabellones de cada fabricante en el Grupo Volkswagen, un área centro de servicio donde los clientes pueden recoger los coches nuevos, y hacer un recorrido a través de la enorme fábrica, una guía para la evolución de las carreteras, y un cine en una gran esfera.

Es muy popular debido a la arquitectura ultramoderna que se encuentra en cada edificio.

Los parqueaderos, a diferencia de las grandes extensiones de terrenos o edificaciones con ramplas y pendientes, está compuesto por dos majestuosas torres, que sobresalen a la distancias. Miden aproximadamente unos 160 pies de altura y albergar a más de 400 automóviles en sus 20 pisos de forma circular.

Pero lo más sorprendente de estas modernas torres es que cuentan con unos poderosos robots en su interior que hacen las veces de ascensores y se encargan de levantar literalmente cada auto y colocarlo en su cubículo respectivo.

Tienen prácticamente 360 grados de acceso y llegan a cada rincón de la torre. Estos robots tienen la capacidad de recuperar un auto en tan solo 30 segundos, sin importar el piso donde se encuentre.

Se estima que una torre de estacionamiento de este tipo es 50 % más eficiente que un sistema de parqueadero convencional, pero a la vez es el doble de costoso por la tecnología y equipo requerido, siendo viable en aquellos sitios donde los terrenos sean excesivamente caros o donde no haya prácticamente espacio.

Además, existe un amplio uso de agua y la vegetación entre los pabellones y los montículos de tierra cubiertos de césped. Un diseño moderno que no es incorporado solamente en los pabellones sino también en el mobiliario como bancos y sillas.

Una continuación de la topografía del sitio Autostadt, la atracción de conducción se integra perfectamente en el parque que rodea la laguna y el ambiente.

Este también es el hogar de las mayores puertas de vidrio en el mundo y la más larga línea impresa. Esta comienza desde el exterior y viaja a través de Wolfsburg Autostadt a un punto en una granja. Se trata de 4 millas (6,4 km) de largo.

Otro de los atractivos es que un principio estático especial permite la singular estructura del techo para anclarse en tan solo dos puntos, situada en el paisaje que define un espacio claro y protegido.

El interior del pabellón ofrece a los visitantes información sobre las atracciones y actividades de la Autostadt. Su desarrollo crea una zona tranquila en la que el comprador de un coche nuevo es capaz de familiarizarse con las funciones en una atmósfera casi privada.

El espacio también está protegido de la lluvia y la luz solar directa. Claro que al mismo tiempo permite suficiente luz para evitar el uso de la luz artificial de energía. Reduciendo significativamente los costos.

El centro también ofrece a los huéspedes la oportunidad de probar sus habilidades de conducción. Esto gracias a que la estructura tiene capacidad para cuarenta y cinco plazas de aparcamiento de grandes dimensiones donde, bajo la guía de personal especializado, los conductores pueden practicar utilizando el sistema de aparcamiento automático o aprender a operar la estación de recarga para coches eléctricos.

La idea para el Autostadt se puso en marcha en 1994, cuando el concepto de la documentación de las etapas de la producción de vehículos Volkswagen y cómo las operaciones de la compañía fueron presentadas en la Expo 2000 en Hannover, Alemania.

En 1998, el Autostadt, comenzó en el antiguo emplazamiento de una empresa de combustible cerca de la planta de producción. Esta fue diseñada por más de 400 arquitectos con la idea de crear un nuevo centro urbano.

Sus dos torres circulares de estacionamientos son totalmente automatizadas, no tienen rampas o pendiente de acceso. La forma orgánica, de doble contorno, se asemeja a una hoja protectora que se coloca sobre el paisaje.

El pabellón inaugurado en mayo del 2000 da la oportunidad de presentar famosos coches que habían sido encerrados en jaulas que se muestran al público convirtiéndola en una atracción moderna.

Califique
2
( votos)