Tiempo de lectura: 1' 9'' No. de palabras: 174

Es la segunda paralización de este año. Un grupo de obreros contratados por la empresa China Harbin Electric International Company Limited, que construye el proyecto hidroeléctrico Minas-San Francisco, paralizaron sus actividades esta mañana.

Este grupo no labora con el objetivo de exigir “un sueldo justo de acuerdo con las horas de trabajo y trato digno del contratista”. Los obreros se mantienen concentrados en el campamento sin realizar ninguna actividad. En esta ocasión no han cerrado la vía principal como lo hicieron en febrero pasado.

El proyecto está emplazado en el sector de Sarayunga, perteneciente al cantón Pucará, en un despeñadero al margen izquierdo de la vía Cuenca-Pasaje, a 92 kilómetros de Cuenca. Emplea a más de 300 personas de la zona y sectores aledaños de la provincia de El Oro.

Según el gobernador de Azuay, Humberto Cordero, del informe presentado por el Ministerio de Relaciones Laborales en Azuay, la empresa se ajustó y está cumpliendo con los beneficios del Código de Trabajo.

Califique
2
( votos)