Tiempo de lectura: 2' 2'' No. de palabras: 317

El aumento de la demanda de combustibles en el mercado interno y las paralizaciones programadas de la Refinería de Esmeraldas se han visto reflejadas en un crecimiento de la importación de derivados.

De acuerdo con datos del Banco Central publicados ayer, entre enero y mayo de este año el país importó 18,2 millones de barriles en combustibles (gasolinas, diésel y GLP). Es decir, un 19% más que el mismo período del año pasado en el que se importaron 15,3 millones de barriles.

Petroecuador ha venido realizando compras adicionales para compensar la falta de producción en Esmeraldas. La licitación más reciente se adjudicó el lunes pasado y ganó la empresa Noble Americas Corporation, que entregará 6 millones de diésel Premium al país con un diferencial de USD+0,47 por cada barril. Este diferencial se suma al precio internacional del diésel, que hoy bordea los USD 125 por barril.

El producto llegará al país en 25 cargamentos, de 240 000 barriles cada uno, a partir del 22 de julio y permitirá cubrir la demanda interna de este combustible hasta diciembre próximo.

Con este cargamento, Petroecuador ya lleva cinco licitaciones internacionales para comprar combustibles. En el caso del diésel, ha importado 12,4 millones de barriles, que equivalen al 73% de las compras registradas durante todo el 2012.

De acuerdo con datos de Petroecuador, la paralización mayor de la Refinería implicará que el país tenga que importar 14 millones adicionales de derivados. Sin embargo, dispondrá de un volumen mayor de crudo para exportar. Pero en términos netos tendrá un saldo negativo de entre USD 300 y 400 millones.

La primera paralización programada en Esmeraldas se llevó a cabo en febrero de este año durante 28 días. Está prevista una segunda para septiembre.

Sin embargo, el gerente de Petroecuador, Marco Calvopiña, anticipó que se está analizando una reprogramación de esta última paralización.

Califique
2
( votos)