Tiempo de lectura: 6' 12'' No. de palabras: 987

Unos 1 250 trabajadores del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) fueron separados de la entidad el pasado viernes.

Así lo indicó Miguel García, presidente de la Federación Nacional de Servidores Públicos (Fenasep). El sindicalista indicó que son personas que estaban bajo contrato o con nombramientos provisionales.

La decisión se tomó con el fin de reducir el peso del gasto salarial de las áreas administrativas de la entidad. Por ahora, no se descartan más despidos e, incluso, se habla de que habrá un nuevo recorte de un total de 1 500 personas.

A diciembre del 2012, el IESS disponía de más de 20 000 empleados, entre personal médico y administrativo, el doble de los 10 000 que registraba al 2003.

Un alto funcionario de la entidad aseguradora nacional explicó que este crecimiento se ha dado más en el sector administrativo, en lugar de las áreas médicas, que es donde se requiere personal.

"El IESS ha sistematizado gran parte de sus sistemas por lo que lo lógico era reducir el número de empleados administrativos y más bien contratar médicos especialistas, que son los que nos faltan", señaló el alto funcionario del IESS.

Los empleados separados corresponden a quienes tenían menos de un año en la entidad, con nombramiento provisional y aquellos que fueron contratados de forma directa sin un concurso previo.

El artículo 47 de la Ley Orgánica del Servicio Público establece que cesarán definitivamente sus funciones los empleados que ingresen al sector público sin ganar el respectivo concurso de méritos.

Rosa Argudo, presidenta de la Asociación de Trabajadores del IESS, indicó que ella estuvo fuera del trabajo la semana pasada y que no tenía conocimiento de lo que había sucedido con el personal.

Existe inconformidad en los despedidos por la decisión adoptada. Así lo indicó Karina Vargas, quien protestó la mañana de ayer en la Plaza de la Independencia.

"En nuestro documento de despido dice que en base a la Resolución 021 (de julio de este año) nos notifican que hemos sido removidos de nuestro puesto. Vamos a salir 6 000 personas. De lo que sé el viernes fueron unas 1 600 y ahora 100 más. El jueves se espera que boten 1 000 empleados y luego todos los restantes. Nos llamaron, nos dijeron que firmemos".

Ella ingresó hace tres años con contrato y recibió un nombramiento provisional en febrero de este año. Confirmó que no participó en un concurso. Desconoce cuando le van a pagar su liquidación y, como los demás despedidos, espera ser reincorporada.

Iván Nolivos, juez de la Sala de lo Laboral de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), indicó que, en el caso de ser separados de una entidad pública, ni los empleados por contrato ni los que tienen nombramiento provisional tienen derecho a recibir una indemnización.

"El artículo 58 de la Losep establece, en el caso de los contratos ocasionales, que esta relación laboral de ninguna manera representará estabilidad y podrá darse por terminada en cualquier momento. Los trabajadores solo tienen derecho a recibir el proporcional de decimocuarto, decimotercero y de las vacaciones", indicó.

Un pago similar deben recibir las personas que se encontraban bajo nombramiento provisional.

Tanto estas personas como las que tenían contrato ocasional tienen que acercarse a las oficinas del IESS para realizar el acto de entrega-recepción de todos los bienes que estuvieron bajo a su cargo. Los trabajadores indicaron que tienen hasta el 20 de agosto para hacerlo.

Ayer, en las oficinas de personal de la matriz del Seguro Social, ubicadas en el centro de Quito, un funcionario explicó a este Diario que las trabajadores deben hacer un informe en el que conste justamente dicha información y que el documento debe estar dirigido a su jefe inmediato. Posterior a esto se procederá al pago de las liquidaciones del personal despedido.

Hasta el cierre de esta edición no hubo un pronunciamiento oficial de las autoridades del IESS. Su ex director, Ramiro González, dijo en el programa Regresando con Andrés Carrión, de Radio Quito, desconocer el motivo por el cual se tomó la decisión y, añadió, que espera que no salga personal que recibió capacitación. También aspira a que esta salida de trabajadores no implique el ingreso de otros.

No hubo una explicación de por qué se produjo el crecimiento de personal y por qué no se habría hecho concursos de méritos.

Los despidos masivos en los últimos años Julio 2011 El Ministerio de Finanzas despide a empleados del sector. Lo propio lo hace con personal perteneciente a la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT).

El proceso

Los trabajadores  despedidos seguirán protestando en la Plaza Grande. Se espera que hoy se reúnan dos grupos: a las 06:00 y 07:30, respectivamente.

Entre el personal  médico existe nerviosismo pues temen que muchos que entraron sin contrato sean separados y las unidades de salud se queden sin suficientes trabajadores para atender a los afiliados.

El ex director del  IESS y ministro de Industrias, Ramiro González, indicó que durante su gestión siempre hubo una relación 30/ 70 con relación a personal administrativo y de la salud. Él señaló que hay respeto por la decisión adoptada por las autoridades de la entidad.

Los despidos masivos en los últimos años

29 octubre 2011 El Gobierno compra la renuncia de forma obligada a 2 700 servidores públicos de diferentes instituciones. Se vive un drama en el sector debido a lo inesperado de la medida.

20 enero 2012 Un total de 1 370 trabajadores son desvinculados. Pertenecen al Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), a la Aduana del Ecuador y a diversos ministerios.

2012 - 2013 No ha existido más compras de renuncia obligatorias masiva. Los empleados, sin embargo, pueden acogerse a procesos de jubilación por años de trabajo o renuncia voluntaria.

imagen

Califique
2
( votos)