Tiempo de lectura: 2' 4'' No. de palabras: 339

La mayoría de la población ecuatoriana utiliza el gas doméstico para la cocción de los alimentos. A propósito del anunció del gobierno de eliminar el subsidio al gas, los usuarios buscan alternativas al Gas Licuado de Petróleo (GLP). Una de las opciones es la cocina de inducción, la cual funciona mediante electricidad. ¿Qué es mejor? ¿cuál gasta más?, son algunas de las interrogantes las personas.

Ventajas

  • Calienta mucho más rápido (hasta un 50 por ciento) que cualquier otro sistema (vitro, eléctrica o a gas)
  • No hay calor residual, solo se calienta el recipiente. Es decir, el ambiente de la cocina no estará saturado de calor.
  • Ahorro de energía.
  • Simplicidad al limpiar. Si se derramó o salpicó contenido en la cocina no hará faltar rascar ya que su superficie es de vidrio.
  • No existen llamas, lo que brinda mayor seguridad para las personas con discapacidad y niños.

Desventajas

  • La cocina de inducción es más cara que la que usa cilindro de gas.
  • No todas las ollas y sartenes son apropiados para las cocina de inducción. Se debe utilizar utensilios hechos de hierro fundido o acero inoxidable y de fondo plano.
  • Los utensilios de cocina de cobre, aluminio, vidrio, cerámica o arcilla no funcionarán ya que no poseen magnetismo.
  • Con los cortes eléctricos, la cocina de inducción también deja de funcionar.
  • Reemplazar las cucharas de metal porque la corriente pude fluir hasta el cuerpo.

Mitos

Problemas de salud por la radiación. Si bien existe radiación, el nivel es extremadamente bajo, por lo que no representa un riego al ser humano, porque la cocción ser realiza mediante magnetismo que se concentra en la bobina de cocción.

Riesgos para los implantes cardíacos. El campo magnético que genera calor se trasfiere directamente al recipiente por lo que no representa un riesgo para las personas que tienen marcapasos o desfibriladores. Sin embargo, se recomienda no exponerse mucho tiempo ni acercarse demasiado.


Califique
2
( votos)