Tiempo de lectura: 3' 15'' No. de palabras: 539

La tensión dentro del sector camaronero por un proceso judicial, que empezó hace nueve meses en Estados Unidos, culminó ayer. Una demanda comercial culminó con un fallo favorable para el país.

La Comisión de Comercio Internacional determinó que la industria estadounidense no resulta ni materialmente perjudicada ni amenazada por las importaciones de camarón congelado de Ecuador y otros cuatro países.

Con ello, el sector acuícola deja de pagar un arancel promedio, a nivel nacional, de 11,68% para ingresar a dicho mercado. Esa tasa fue fijada el 13 de agosto pasado por el Departamento de Comercio de EE.UU., al darle la razón a la Coalición de Industrias Camaroneras del Golfo. Pero entró en vigencia seis días después.

Esta organización demandó en diciembre pasado a varios países, entre ellos Ecuador, por presuntamente gozar de subsidios estatales en la producción, práctica que pondría en desventajas al crustáceo norteamericano.

Si no se reveía dicho fallo, el castigo hubiera significado USD 60 millones anuales en el tributo especial. A través de una defensa liderada por el Gobierno Nacional y con el respaldo del sector privado, se mostró que no existen subsidios.

"El dictamen de la Comisión de Comercio Internacional corrige una injusticia cometida en contra de nuestro país al aplicarse un arancel de casi el 12% a nuestras exportaciones", señaló el presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), José Antonio Camposano. La resolución fue difundida inicialmente por la embajadora de Ecuador en Washington, Nathalie Cely, quien promovió la defensa a través de videos sobre el aporte socioeconómico del sector.

El fallo fue recibido en medio de algarabía por parte de los productores del crustáceo, quienes están por culminar la tercera cosecha desde que entró en vigencia el arancel antisubsidio.

La recolección del marisco, cultivado en piscinas, se efectúa en temporadas de aguaje (creciente del mar). La última empezó el martes pasado y esta se extenderá hasta mañana.

"Trabajamos en medio de muchas expectativas, con la incertidumbre de la resolución final de la demanda. Pero ganamos", comentó Wilson Gómez, de la Asociación de Camaroneros Hualtaco, de la provincia de El Oro.

El siguiente paso será convocar a una reunión de la cadena camaronera, para viabilizar la devolución de la carga impositiva extendida a los productores por el arancel.

Según Gómez, las empacadoras descontaban USD 0,75 por libra. Es decir, si antes del arancel, por una libra de camarón de la talla 41/50 (número de ejemplares) recibían USD 4,85, después del castigo el pago era por 4,10.

El proceso

  • Con cuatro votos a favor y dos en contra, la Comisión de Comercio de EE.UU. decidió dejar sin efecto la medida impuesta al camarón ecuatoriano y a otros cuatro países por considerarla improcedente. También fueron beneficiados con la decisión China, India, Malasia y Vietnam.
  • EE.UU. captó el 50%  del volumen de camarón exportado entre enero y julio de este año. El producto ingresa normalmente libre de arancel a dicho mercado, por estar en la categoría de país más favorecido.
Califique
2
( votos)