Tiempo de lectura: 6' 13'' No. de palabras: 1015

En las instalaciones de la Compañía de Seguros y Reaseguros Centro Seguros (Censeg), ubicada en la av. Amazonas y Juan Pablo Sáenz (norte de Quito), los clientes llegan para averiguar qué pasó con sus pólizas de seguros y con los contratos que tenían con la firma.

El pasado 26 de junio, Censeg fue declarada en proceso de liquidación forzosa, mediante resolución SBS-INSP-2013-457.

Según la Superintendencia de Bancos y Seguros (SBS), se aplicó el literal a) del artículo 55 de la Ley General de Seguros, es decir: "Suspensión de pagos en general", según consta en un aviso que salió el mes pasado en un medio de comunicación público.

Censeg se vio obligada a cerrar debido a que no pudo cancelar a tiempo valores correspondientes a 20 pólizas de fianzas, a favor del Ministerio de Vivienda (Miduvi): el monto asciende a USD 1,3 millones, según la resolución publicada en el Registro Oficial del 16 de julio. La aseguradora debía entregar copias certificadas de las actas de finiquito de estas pólizas hasta el 17 de marzo, a la Intendencia Nacional del Sistema de Seguro Privado, pero ello no se cumplió.

imagen

Una fianza es una garantía judicial que busca asegurar el cumplimiento de una obligación. Por ejemplo, se suscribe entre un Ministerio, el contratista de una obra y una aseguradora. En caso de que el contratista no cumpla con la obra, la aseguradora debe indemnizar al Ministerio o entidad contratante.

Censeg se especializaba en el ramo de fianzas, pero también ofrecía seguros para vehículos, incendio y ramos generales.

Uno de los afectados por la liquidación forzosa de esta aseguradora es Diego Reyes. Este biólogo, que trabaja en una consultora ambiental, contrató un seguro para su auto hace dos años. Reyes no sabía que la aseguradora había entrado en liquidación hasta que llamó para cancelar su póliza, debido a que vendió su Nissan Tiida del 2011.

Pagaba una cuota mensual de USD 50 por el seguro, que era debitado de su cuenta bancaria.

Cuando hizo el contrato, su banco se encargó de cancelar el valor anual de la póliza a Censeg, pero le está cobrando ese monto en cuotas mensuales, las cuales terminará de pagar en diciembre próximo.

En la práctica, Reyes está pagando por un servicio que no recibe. Al acudir a las oficinas de la aseguradora y realizar los trámites respectivos, dice que los encargados de liquidar la aseguradora le prometieron devolverle las cuotas de julio a diciembre.

Reyes cuenta que llegó a esta aseguradora por recomendación de la concesionaria donde adquirió su vehículo. El año pasado tuvo un accidente con su auto y Censeg sí cubrió el siniestro.

También Flavio Suatunse, broker de Lass Seguros, una firma especializada en fianzas para entidades públicas, llegó a las inmediaciones de Censeg para verificar las pólizas de sus clientes.

Él afirma que el liquidador designado por la SBS, Aníbal Estévez, le informó por correo electrónico que la aseguradora había entrado en liquidación. No se conoce hasta ahora cuántos clientes tenía esta compañía aseguradora.

La Superintendencia de Bancos y Seguros tampoco ha emitido un comunicado oficial, para informar qué deben conocer los clientes cuando una aseguradora es declarada en liquidación forzosa y cómo pueden recuperar los recursos que invirtieron.

Suatunse debe realizar los trámites para que las fianzas de las 20 juntas parroquiales que representa, en Imbabura y Sucumbíos, no pierdan vigencia. Actualmente están sin cobertura de seguros.

Una solución a este inconveniente se daría en noviembre próximo, dice Suatunse.

Darwin Ramírez, presidente de la Asociación Nacional de Asesores Productores de Seguros del Ecuador (Anacse), señala que un proceso de liquidación puede tomar varios meses, por lo que recomienda a los usuarios tener paciencia hasta que el organismo de control evalúe la situación financiera de la aseguradora y determine sus obligaciones.

Con Ramírez coincide Patricio Salas, gerente de la Asociación de Compañías de Seguros del Ecuador (Acose), quien comenta que el mercado asegurador en el país está en un proceso de reestructuración y fortalecimiento.

¿Un mercado para 40 aseguradoras?
El mercado asegurador del Ecuador movió el año pasado alrededor de USD 1 500 millones, principalmente por los seguros de Vida y de vehículos.

Ese volumen de recursos es relativamente pequeño para un mercado como el ecuatoriano. Pese a ello existen unas 40 aseguradoras.

La Superintendencia está aplicando desde hace algunos meses reformas para fortalecer al sector. "Definitivamente, las acciones que se están llevando a cabo actualmente son para fortalecer el sector y tienen el total apoyo y compromiso de las compañías de seguros", enfatiza Salas.

  • Testimonios


Adrián Saltos Gerente de Lass Seguros

Somos brokers de seguros y trabajábamos con Censeg. Las primas afectadas ascienden a USD 5 000. En el caso de nuestros clientes, vamos a trasladar sus pólizas a otras aseguradoras. El liquidador nos ha mencionado que las devoluciones durarán entre tres y seis meses. Este tipo de situaciones son complicadas para el sector asegurador, porque crean una mala imagen para los brokers y las compañías que realizamos un trabajo serio. El sector de los seguros no está en crisis, sin embargo, hace falta más controles en algunas empresas .

Pablo Cevallos Catedrático de la USFQ

Lo primero que debe hacer un liquidador es un inventario de los activos, y con ello armar un estado financiero. Luego tendrá que comprobar cuáles son los acreedores e interesados y después iniciar un proceso de devolución. Las compañías de seguros no disponen de una garantía estatal, en el caso de no pago. Los afectados solo tienen que esperar una orden de pagos. El orden según la Ley es primero pagar las deudas pendientes del vencimiento de los siniestros y a los que contrataron las pólizas. Después debe cumplir con los trabajadores e impuestos.

Califique
2
( votos)