Tiempo de lectura: 3' 5'' No. de palabras: 483

El refuerzo para el control en las inmediaciones del ingenio EQ2, en La Troncal (Cañar), llega de las provincias vecinas de Guayas y Azuay. Más de 200 integrantes de la Policía Nacional, entre ellos, jóvenes en formación se presentaron hoy ante el general Claudio Guerra a cargo de la zona 5. Ellos se unieron a otros uniformados que llegaron de otros cantones de Cañar.

El apoyo fue dispuesto luego de que la noche del miércoles 28 de agosto, se registraran enfrentamientos entre trabajadores del ingenio e integrantes de la Fuerza del Orden.

La gobernadora del Cañar, Bertha Molina, se trasladó a La Troncal para mediar ante el conflicto laboral. “Pedimos calma, esperamos que ambas partes lleguen a un acuerdo”, indicó Molina luego de informar que tres personas fueron detenidas por el ataque a policías con piedras y palos. Ellos son procesados por rebelión.

Este mediodía, Claudio Guerra, general de la Policía Nacional a cargo de la zona 5, se presentó como mediador en los exteriores del ingenio, cuyas vías de acceso están interrumpidas por barricadas armadas por camiones, contenedores y llantas quemadas. Guerra rebasó el cordón policial que permanece en una explanada a 200 metros depara la puerta de acceso de la fábrica de azúcar e inmediatamente se le acercaron los trabajadores que permanecen en el sitio, muchos de ellos con sus rostros cubiertos.

Por cerca de 20 minutos Guerra les dio a conocer de la decisión que habían tomado los directivos de EQ2, para iniciar conversaciones que lleguen a acuerdos para deponer la medida. Pero antes manifestó su decepción porque de los enfrentamientos de anoche 18 integrantes de la Escuela de Formación de la Policía Nacional y un oficial resultaron heridos con piedras, de los cuales, cuatro tienen diagnóstico reservado en un hospital de Guayaquil. “Son jovencitos que solo resguardaban aquí, pueden ser sus hijos”, les dijo mientras mostraba fotografías de los aspirantes a Policía con heridas abiertas en la cabeza, ojo y brazos.

Pero el argumento fue rechazado por los huelguistas. “Ellos empezaron”, “Nos lanzaron gases”, “Golpearon a una mujer embarazada”…. Guerra negó que los policías hayan atacado a los manifestantes, que anoche llegaron al lugar luego de emprender una marcha por las calles de La Troncal y regresó al tema central de su presencia: la mediación.

Dijo que el planteamiento era tener una reunión con seis representantes de los trabajadores en un sitio neutro, no en la empresa ni en la sede del Comité de Trabajadores. La única condición planteada fue que se retire los remolques de caña y otros vehículos de la compañía que fueron colocados como barricadas. Pero los trabajadores no aceptaron la petición. Solicitaron tiempo para responder si participarían en la cita, que se realizaría a las 17:00 de hoy.


Califique
2
( votos)