Tiempo de lectura: 1' 47'' No. de palabras: 293

Las reservas de petróleo y gas de esquisto representan 10% del total del petróleo técnicamente explotable en el mundo y 32% del gas disponible, y se concentran en pocos países, entre ellos Argentina y México en América Latina, con una rentabilidad difícil de estimar, según un estudio de la Agencia estadounidense de Estudios sobre Energía (EIA por sus siglas en inglés) .

Más de la mitad de los recursos de petróleo de esquisto identificados fuera de Estados Unidos se encuentran en cuatro países: Rusia, China, Argentina y Libia. Estados Unidos se sitúa en segundo lugar detrás de Rusia, según el organismo dependiente del Departamento de Energía estadounidense.

Del mismo modo, más de la mitad de las reservas de gas de esquisto fuera de Estados Unidos se concentran en cinco países: China, Argentina, Argelia, Canadá y México.

Según el estudio que abarca a 41 países, actualmente “sólo Estados Unidos y Canadá producen petróleo y gas de esquisto en cantidades comerciales”. Pero otras naciones como Argentina, Australia, China, Inglaterra, México, Rusia, Arabia Saudí y Turquía empezaron a evaluar esta posibilidad.

La llamada “revolución del esquisto” relacionada con las tecnologías de fracturación hidráulica y de la perforación horizontal, llevaron a que el año pasado el petróleo de esquisto representara el 29% de la producción total de crudo en Estados Unidos y en el caso del gas, ascendiera al 40%.

Esta técnica polémica, denunciada como contaminante por los ecologistas, consiste en fracturar la roca a gran profundidad con una mezcla de agua y de productos químicos proyectada a alta presión, para liberar los hidrocarburos.

imagen

Califique
2
( votos)