Tiempo de lectura: 4' 32'' No. de palabras: 730

La renuncia a las preferencias arancelarias (Atpdea), anunciada la mañana del jueves pasado por el Gobierno, sigue generando reacciones en los actores involucrados con el comercio con Estados Unidos.

La Asociación Nacional de Productores y Exportadores de Flores del Ecuador (Expoflores), dijo que es un error cuantificar el monto arancelario de USD 23 millones como una compensación, cuando el problema es la pérdida de participación en el principal mercado del país. Estados Unidos demanda del Ecuador 40% de su producción de flores.

Canadá es un ejemplo de lo que pudiera suceder con EE.UU. en el futuro, por la pérdida de competitividad. Cuando Colombia empezó a aplicar su Tratado de Libre Comercio (TLC) con Canadá, Ecuador perdió espacio en el mercado de las rosas.

El sector floricultor cree que el riesgo que enfrenta es "estructural, pues la producción natural de la floricultura divide al cultivo en tres segmentos de mercado mundial: Estados Unidos, Europa y Rusia, los que sumados representan el 85% de la producción nacional.

La floricultura ecuatoriana representa cerca de USD 800 millones en divisas y 110 000 plazas de empleo, en su mayoría mujeres. También genera desarrollo rural, movimiento en aeropuertos, desarrollo de rutas aéreas, transporte nacional, servicios conexos, etc.

De ahí que las consecuencias de las pérdidas de los beneficios arancelarios en Estados Unidos pueden ir más allá del propio sector floricultor, lo cual es un contrasentido cuando el Gobierno habla de un cambio de la matriz productiva para mejorar la balanza comercial.

La Cámara de Industrias y Producción, señaló: "el cambio de matriz productiva será exitoso en la medida que consolidemos mercados externos y relaciones estables de largo plazo con nuestros principales socios comerciales, incluyendo la suscripción de un Acuerdo Comercial con EE.UU.".

Ahora, ¿es factible creer que se perderán las preferencias arancelarias en Estados Unidos? Hasta el miércoles pasado, todo apuntaba a que no, debido al cabildeo que realizaron la Embajada de Ecuador en Washington, el sector privado y empresas importadoras de Estados Unidos. Las rosas calificaron en el Sistema General de Preferencias y este producto fue seleccionado para beneficiarse de la exoneración de aranceles. Sin embargo, el Gobierno estadounidense difirió su pronunciamiento final sobre este tema, el cual debía conocerse hasta ayer.

Ahora no hay fecha para hacerlo, por lo que las rosas nacionales, una vez finalizado la Atpdea, pagarán aranceles para ingresar al mercado estadounidense.

imagen

Una compensación vía ley

El Gobierno anunció ayer una reforma a la Ley de Abono Tributario para mitigar los impactos por la renuncia a las preferencias arancelarias andinas (Atpdea).

La tarde de ayer, los ministros de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira; y coordinador de la Producción, Richard Espinosa, intentaron tranquilizar al sector productivo, pues la reforma se permitirá asignar USD 23 millones a los sectores afectados por la pérdida de la Atpdea. Espinosa dijo que el trámite legislativo se hará en los próximos días y que será rápido.

Según el Gobierno, los productos que dejarán de tener beneficios arancelarios en EE.UU. son básicamente flores, brócoli y atún.

Rivadeneira aseguro la mayoría del comercio ecuatoriano ingresa a Estados Unidos bajo una cláusula de Nación Favorecida. En ese escenario están, por ejemplo, el café, el cacao, el banano, entre otros.

Reacciones

Guillermo Lasso Ex candidato a la presidencia La estructura económica de Ecuador lastimosamente no va en una dirección de apertura. Acabo de leer (ayer) en los periódicos que el presidente Rafael Correa renunció unilateralmente a las preferencias arancelarias (Atpdea), que ofrece unilateralmente Estados Unidos. Eso es lamentable.

Blasco Peñaherrera Fed. Cámaras de Comercio La renuncia a la Atpdea es irresponsable y pone en riesgo el trabajo directo e indirecto de más de 100 000 ecuatorianos. Se contradice con las gestiones que ha venido realizando la Embajadora del Ecuador en Washington, quien ha utilizado el empleo como argumento para pedir una prórroga de la Atpdea.

Ramiro González Ministro de Industrias Las preferencias arancelarias (Atpdea) deberían mantenerse porque el país gasta más de los USD 23 millones anuales en la lucha antitráfico de estupefacientes. Si no se mantienen, el Gobierno está estudiando compensaciones para que el sector exportador, beneficiario del acuerdo, no se sienta perjudicado.

Califique
2
( votos)