Tiempo de lectura: 9' 13'' No. de palabras: 1492

El Gobierno anunció a inicios de este mes su proyecto de reformas laborales que incluye, entre otras cosas, la posibilidad de que los empleados privados decidan entre mensualizar o no los décimos tercero y cuarto sueldos que reciben cada año (el primero previo a la Navidad y el segundo antes del inicio del período escolar).

Esto, según cálculos basados en el Presupuesto, significaría inyectar a la economía alrededor de USD 67 millones mensuales. La idea del Régimen es distribuir esa liquidez a lo largo del año, para lo cual el pago de los décimos sería obligatorio en el sector público y opcional en el sector privado.

La propuesta trae a la memoria lo ocurrido en el 2009 cuando el Régimen decidió abrir a los trabajadores la posibilidad de mensualizar sus fondos de reserva. Ese año, la crisis mundial redujo la liquidez en la economía nacional, lo que obligó a las autoridades a buscar una fórmula para inyectar dinero y sostener su modelo económico basado en el consumo.

Aunque el cálculo exacto de cuánto dinero se ha inyectado a la economía no alcanzó a ser tabulado por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), hasta el cierre de esta edición, por parte de otros especialistas se conoce que alrededor del 50% de los afiliados (que hoy suman 2,6 millones) decidió mensualizar sus fondos.

Durante estos años se han realizado varios estudios al respecto. Uno de ellos es el elaborado por Juan Carlos Cordero y Diego Rivera, de la Universidad Salesiana de Cuenca. Ellos analizaron los efectos de la mensualización dentro de la nómina del ente educativo.

Sin embargo, según explica el analista económico Fausto Castellanos, los resultados ahí obtenidos son la muestra casi exacta de lo que ha pasado en general.

Así, el 65% de las personas que decidió mensualizar sus fondos de reserva gasta ese dinero en alimentación. Luego lo destinan para educación, vestimenta, arriendo y pago de tarjetas de crédito u otras deudas.

Castellanos observa así que la mensualización de estos rubros no garantiza que las personas ahorren. "Al contrario, al final se pierde el sentido del ahorro y termina siendo dinero de bolsillo".

En esta línea, este estudio demuestra que más del 67% de las personas que decidió recibir cada mes sus fondos simplemente no lo ahorra. Es más, para alrededor del 90% de los afiliados, estos recursos mensuales constituyen una importante fuente de inyección de recursos para el hogar.


Qué debe hacer para optimizar la utilización del dinero y no incurrir en gastos innecesarios
Registre los gastos mensuales para obtener una visión general de su presupuesto. Se debe registrar, además, las formas de pago: si es en efectivo, con la chequera o con las tarjetas de crédito. Es aconsejable poner un nombre a cada categoría o asignarle una letra. Por ejemplo: mantenimiento hogar(A), escuelas(B), etc.

Elabore el presupuesto personal, teniendo en cuenta la estimación de ingresos y egresos mensuales. Para facilitar su comprensión, simplemente arme un cuadro en donde incluya todas las partidas que le generen ingresos y egresos, así como los montos que espera tener en cada una de estas partidas para todo el mes.

Trate como tarea obligatoria destinar un monto mínimo para el ahorro. Se aconseja que sea el 10% del total de los ingresos. Aunque hay expertos que señalan que lo ideal es que se destine un 20% o incluso, hasta un 30%. Con esta cantidad, la persona podrá tener un margen ideal para invertir, según sus necesidades emergentes.

Ajústese al presupuesto personal. Ese es el siguiente reto luego de haber creado las cuentas. Mientras más disciplina tenga para seguir al pie de la letra lo programado en su presupuesto, mejores resultados tendrá. Además, no olvide con mantener obligatoriamente el monto de ahorro fijado a principios del mes.

Revise constantemente el presupuesto. Aun cuando no se lo siga a rajatabla, siempre se debe revisar y tener como guía o referencia. Asimismo, el presupuesto debe ser flexible, es decir, siempre se le debe hacer los ajustes necesarios. Se recomienda eso sí que, en lo posible, el monto destinado al ahorro sea cada vez mayor.


Es importante tener las alertas prendidas con el consumo para 'estar a la moda'

La compra de un auto nuevo suele ser un gasto que trunca las posibilidades de ahorro o inversión a largo plazo de las personas. Por ello, antes de adquirir un automotor se debe realizar un análisis del uso que va a tener. Si ya se posee un automóvil, es clave para el hogar analizar cuándo se hace necesaria la renovación.

Evite la compra de línea blanca si no lo necesita. No se deje tentar por los electrodomésticos de última generación, si es que los que tiene actualmente todavía son funcionales. Decida no gastar o endeudarse en este tipo de artefactos que pueden representar un rubro importante, e innecesario, en la lista de sus egresos.

Cuidado con pantallas gigantes LED. Este tipo de artículos son los que mayor demanda tienen en el mercado. El próximo año se realizará el Mundial de Fútbol, por ello, las casas comerciales realizarán promociones para enganchar a clientes. El gasto en estos artefactos es suntuario y desequilibra el presupuesto personal.

Los teléfonos inteligentes y las tabletas son herramientas indispensables en estos días. Sin embargo, debido al vértigo de la evolución de las nuevas tecnologías, se lanzan al mercado nuevos modelos cada seis meses. Uno de estos dispositivos puede tener una vida útil en promedio de dos años y no es necesario su pronta renovación.

Minimice sus costos de transporte realizando cuentas de lo que invierte y planificando una mejor ruta hacia su trabajo. Comparta el auto para ir al trabajo o establezca rutas con compañeros. Es mejor pagar el combustible entre tres o cuatro personas; uno de los rubros importantes a fin de mes suele ser la movilización.

Para recortar otros gastos innecesarios, los especialistas recomiendan iniciar recortes en el ocio. Por ejemplo, se puede bajar el gasto en comidas fuera de casa, salir una vez al mes menos o sustituir las idas al cine por ver películas en casa. Se debe tener cuidado con los "gastos hormiga", es decir las compras pequeñas que se hace a diario.


Algunas recomendaciones para utilizar de mejor manera el dinero que usted recibe

El mercado burstátil es una opción porque con USD 500 ya se puede invertir. Actualmente, el mercado de valores ofrece oportunidades a pequeños inversionistas con USD 500 y 1 000. Por ejemplo, un negociante con USD 1 000 puede comprar 221 acciones en Corporación La Favorita, en un año un capital incrementa un 4%. Dos años después, USD 1 000 pasan a ser USD 1 140 y 265 acciones.

Hay dos opciones para invertir en el mercado de valores: directamente, a través de una casa de valores o indirectamente, mediante una compañía de administración de fondos y fideicomisos. El inversionista debe ir a una casa de valores, allí se estudia el perfil financiero y las alternativas idóneas para cada capital y negociante. Estas son reguladas por la Superintendencia de Compañías.

Actualmente, el inversionista también puede optar por dar su dinero a una empresa administradora de fondos y fideicomisos; la suma de pequeños capitales forma una significativa cantidad de dinero, con la que se compra instrumentos en el mercado de valores. Indirectamente, el grupo de pequeños inversionistas puede percibir los beneficios de negociar en activos financieros.

El emprendimiento es otra de las opciones si no sabe qué hacer con sus ahorros. Las opciones son varias, de acuerdo a las oportunidades que ofrece el mercado. Antes de iniciar un negocio, se debe tener la noción de cómo está estructurado el mercado, la competencia y a qué nicho de público deseamos atacar. Para ello, estudios previos y una planificación serán básicos para no fracasar.

Invertir en un bien inmueble puede ser otra alternativa. En el caso de que no posea casa propia, destinar los ahorros hacia este tipo de proyectos suele ser lo más indicado y satisfactorio. Adquirir un terreno puede ser rentable. Si se compran en sectores que tengan buena proyección de plusvalía estos pueden resultar a beneficiosos a mediano o largo plazo para sus propietarios.

Los estudios y educación de los hijos es otra manera que se recomienda siempre para darle un buen uso al dinero adicional que se recibe. Para ello, se debe crear una cuenta bancaria y destinar mensualmente un monto fijo. Cuando llegue el momento, este dinero permitirá cubrir con facilidad los gastos y así, no se desfinanciará por los montos de matriculas y colegiaturas.

Califique
2
( votos)