Tiempo de lectura: 1' 43'' No. de palabras: 262

Gracias al abundante dinero de que dispone, a una ambiciosa agenda y a un abanico de reporteros famosos, el grupo catarí Al-Jazeera lanzará mañana martes su nueva cadena de información en EE.UU., con la promesa de revolucionar el periodismo televisivo en ese país y de superar reticencias del público local.

Al-Jazeera America será recibida, en un primer momento, por 40 millones de hogares de todo el país, pero planea extenderse y mezclarse en la competencia feroz que se libran los tres grandes canales de información continua: CNN, MSNBC y Fox News.

La pantalla de la cadena ofrecerá cada día 14 horas de directo, así como documentales y programas de debate y boletines de noticias todas las horas en punto. "Sabemos que los estadounidenses quieren una cobertura en profundidad de los temas de actualidad que les interesan. Quieren más reportajes imparciales y menos tomas de partido, exactamente lo que hace Al-Jazeera", dice Ehab Al Shihabi, director general interino de Al-Jazeera America.

Pero algunos conservadores estiman que el grupo es aún hoy antioccidental. "Al-Jazeera ya jugó un papel en la radicalización de musulmanes en el extranjero con el propósito de que los estadounidenses sean tomados como blanco por el terrorismo", remarcó Cliff Kincaid, director del lobby Accuracy in Media.

Para intentar asegurar su éxito, el nuevo canal no dudó en hacerse con los servicios de varias personalidades del periodismo televisivo estadounidense, como Soledad O'Brien y Ali Velshi, de CNN, o Sheila MacVicar, que perteneciera a ABC y CNN. En total, fueron contratadas unas 850 personas.

Califique
2
( votos)