Tiempo de lectura: 3' 22'' No. de palabras: 531

Como en el Lejano Oeste, donde los vaqueros se sentaban a tomar un trago en un bar, con sus pistolas listas para ser usadas, en las tiendas de café Starbucks en Estados Unidos se permite el ingreso con armas, aunque la compañía aclaró que "no son bienvenidas".

El presidente de la cadena mundial de cafeterías, Howard Schultz, causó revuelo, pero no de ese tipo que genera una dosis fuerte de cafeína. En una carta abierta a los estadounidenses, que colgó en su página web, dijo que "la presencia de armas en nuestros locales es perturbadora e incómoda para muchos de nuestros clientes".

La carta llega después de que 12 personas fueran asesinadas en un complejo de la Marina en Washington, el último episodio de una serie de sanguinarios tiroteos que se convierten en matanzas.

El empresario señaló que sintió la imperiosa necesidad de escribir porque las cafeterías y los empleados de la empresa se han visto recientemente inmersos involuntariamente en el debate que se desarrolla en el país sobre el hecho de portar armas de fuego.

En muchos estados no existe restricción alguna para llevar armas en público, señala opencarry.org, un portal que aboga por poder llevarlas. Sin embargo, apunta Schultz, el debate se está desarrollando de forma cada vez más incivilizada y en algunos casos incluso se han recibido amenazas.

Los que quieren llevar armas, por ejemplo, se han enfrentado a clientes y empleados en las cafeterías de la cadena, dijo. "Los que defienden poder portar armas de fuego sin restricciones han usado los locales de Starbucks como plataforma política para sus actos".

En agosto Starbucks cerró un café en Newtown, Connecticut, cuando defensores de portar armas se reunieron allí, informó el diario "The New York Times".

Precisamente en esta población murieron 20 niños y 6 profesores en un tiroteo en diciembre. Los defensores de un control de armas buscan contrarrestar las protestas manifestándose fuera de los locales de Starbucks e instando a los clientes a boicotear la empresa.

  • Nuevo tiroteo en Chicago

La violencia entre pandillas volvió la noche del jueves a Chicago con un tiroteo en el que se llegó a utilizar un fusil de asalto "de uso militar" y que dejó 13 heridos, entre ellos un niño de tres años, en estado grave.

El superintendente de la Policía de Chicago, Garry McCarthy, calificó ayer de "milagro" que nadie resultara muerto a causa de los disparos efectuados con el fusil.

Los informes policiales indican que las víctimas fueron afroamericanos que asistían por la noche a un juego de baloncesto en el parque Cornell de Las Empacadoras.

Cruzada antiarmas

  • El alcalde de Nueva York,  Michael Bloomberg, lanzó el jueves una nueva cruzada: ponerle fin al boom de la venta de armas de fuego on line, y alerta que muchos compradores tienen antecedentes penales. Bloomberg, citado por Wall Street Journal, subrayó la necesidad de leyes más rígidas sobre las armas.
  • El popular sitio Armslist.com, por ejemplo, vende cada año 25 000 pistolas a personas que no podrían hacerlo en locales comerciales, ya que cuentan con antecedentes penales.
Califique
2
( votos)