Tiempo de lectura: 5' 10'' No. de palabras: 843

El prófugo exconsultor de inteligencia estadounidense Edward Snowden pidió este viernes asilo a Rusia, con el fin de poder viajar después "legalmente" a América Latina, en tanto agradeció el apoyo de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

"Les pido su ayuda (...) para poder ir de forma segura a América Latina y pido asilo político a Rusia esperando que mi viaje sea realizado en la legalidad", añadió Snowden en un comunicado publicado tras un encuentro con organizaciones de derechos humanos en un aeropuerto de Moscú donde está bloqueado desde hace casi tres semanas.

La Casa Blanca advirtió este viernes a Rusia contra la posibilidad de otorgar a Edward Snowden una "plataforma de propaganda" permitiéndole quedarse en el país, en tanto el presidente Barack Obama habló con su par ruso Vladimir Putin sobre el asunto, confirmó el portavoz Jay Carney.

Carney agregó que otorgar asilo a Snowden iría "en contra de las declaraciones previas del gobierno ruso" sobre su neutralidad y que “ es incompatible con las afirmaciones rusas de que no quieren que el Sr. Snowden provoque más daños a los intereses estadounidenses".

Obama, telefoneó a Vladimir Putin luego de que Washington advirtiera a Rusia sobre el caso. La conversación entre los mandatarios había estado programada por días y si bien no trascendió inmediatamente el contenido, Carney ya había adelantado que incluiría el caso Snowden.

Obama viajará en septiembre para una reunión con Putin, antes de asistir a una cumbre del G20 en San Petersburgo.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, señaló que Snowden tiene que cesar sus actividades contra Estados Unidos para poder permanecer en Rusia.

A cambio, el exconsultor prometió "no perjudicar más a Estados Unidos", dijo el viernes un participante en una reunión de abogados y ONGs, entre ellas Amnistía Internacional, con el prófugo norteamericano en el aeropuerto de Moscú.

"Él prometió dejar de perjudicar a Estados Unidos", declaró el abogado ruso Guenri Reznik a los periodistas.

En tanto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo en la cumbre del Mercosur celebrada este viernes en Montevideo "se ha ratificado un comunicado doctrinal para garantizar el derecho al asilo como derecho fundamental".

Asimismo, Maduro pidió garantizar la seguridad informática y criticó el espionaje llevado a cabo por agencias de inteligencia estadounidenses.

Agradecido

Snowden, que ha revelado un gigantesco programa de espionaje de Estados Unidos a ciudadanos y países aliados, aseguró que tiene "la intención de viajar a cada uno de estos países (Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela) para agradecerles personalmente a su gente y a sus líderes" el apoyo recibido.

Y es que los países latinoamericanos mencionados y Rusia han sido los "primeros en levantarse contra las violaciones" de las libertades fundamentales realizadas por la gran potencia, aseguró Snowden, que se dejó fotografiar por primera vez en varias semanas.

"Se han ganado el respeto del mundo", dijo el informático, que recordó que en ningún momento ha tratado de "vender los secretos de Estados Unidos".

"Tenía una familia, un hogar en un paraíso y vivía muy confortablemente", por lo que, según él, hizo "lo que tenía que hacer y empezar una campaña para corregir esta maldad", explicó.

Tildó de "peligrosa la escalada" emprendida por Estados Unidos, que dio un "paso sin precedentes" al ordenar a los aliados militares el "cierre del espacio aéreo al avión de un presidente latinoamericano".

Snowden se refería al avión presidencial del mandatario boliviano Evo Morales, que tuvo que aterrizar en Viena ante la negativa inicial de países como España, Francia o Portugal de permitirle sobrevolar sus cielos ante el temor de que el filtrador se encontrara a bordo.

"Esta peligrosa escalada representa no sólo una amenaza para la dignidad de América Latina, sino para los derechos básicos que comparte cualquier persona, cualquier nación, para vivir sin persecución, y buscar y disfrutar asilo", dijo.

El informático, que acaba de cumplir 30 años el pasado 21 de junio, anunció que acepta "todas las ofertas de apoyo o asilo" recibidas y las "que pueda recibir en el futuro" y menciona en particular al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

"Amenaza ilegal"

"Mi estatus de asilado es ahora formal y ningún Estado puede limitar o interferir con este derecho", dijo, tras acusar directamente a Estados Unidos de violar la legislación de Naciones Unidas sobre el derecho al asilo y amenazar con represalias a los países que se han ofrecido a recibirle.

Estados Unidos revocó el pasaporte de Snowden poco después de sus revelaciones en Hong Kong, el pasado mes de junio, al diario británico The Guardian.

La "amenaza ilegal", que según él ha recibido de Estados Unidos y de algunos países europeos, le impide viajar a América Latina y disfrutar "del asilo concedido de acuerdo a los derechos compartidos".

Mientras recibe estas "garantías de paso" Snowden esperará en Rusia.

Califique
2
( votos)