Tiempo de lectura: 2' 6'' No. de palabras: 348

Siria prometió a las Naciones Unidas que aún antes de su adhesión oficial a la Convención de Armas Químicas cumplirá con las obligaciones que establece dicho tratado, informó hoy un portavoz de la ONU en Nueva York.

Damasco lo afirmó en una carta que presentó a Naciones Unidas, en la que también informa que el presidente de Siria, Bashar al Assad, firmó el documento que pone en marcha la adhesión del país árabe a la convención, añadió el vocero.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, saluda esta iniciativa, indicó el portavoz. Al mismo tiempo volvió a pedir a Siria que ponga bajo control internacional sus armas químicas. Previamente, la ONU sólo había confirmado la recepción del documento correspondiente para la adhesión de Siria a la convención presentado por Damasco, que debía ser revisado y traducido, antes de que pueda ser difundido, indicó.

La Convención de Armas Químicas prohíbe el desarrollo y la fabricación, así como la tenencia, la distribución y el uso de armas químicas. Entró en vigor en 1997.

Por su parte, el embajador de Siria ante las Naciones Unidas, Bashar Jaafari, aseguró hoy que la controversia con Damasco por las armas químicas debería quedar zanjada después de que el país firme la Convención de Armas Químicas. "Con esto, el capítulo de las llamadas armas químicas debería llegar a su fin, y en términos legales Siria se ha convertido a partir de hoy en miembro completo de la convención", aseguró Jaafari.

El diplomático confirmó que Siria tiene armas químicas que entregará a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y aseguró que las reservas de su país son para protegerse de un posible ataque israelí. "Siria nunca dijo que no tenía armas químicas. Siempre dijimos, cuando hablábamos de armas químicas (...) que eran simplemente disuasivas ante el arsenal nuclear israelí", manifestó.

Califique
2
( votos)