Tiempo de lectura: 1' 6'' No. de palabras: 184

La Policía brasileña usó un cañón sónico, un arma no letal que aturde y causa mareos, para dispersar a manifestantes violentos que se enfrentaron con agentes en Fortaleza.

La Policía y manifestantes se enfrentaron ayer poco antes de la semifinal por la Copa Confederaciones, mientras la presidenta Dilma Rousseff consiguió el apoyo de líderes de la coalición de gobierno para un plebiscito que reformaría el sistema político brasileño.

Las grescas y bataholas se produjeron ayer cuando se desarrollaba el partido entre los seleccionados de España e Italia por la Copa de las Confederaciones de fútbol.

En Brasilia, Rousseff se reunió con presidentes de partidos de la coalición de gobierno, con quienes hubo "gran convergencia" sobre la realización de un plebiscito que establezca nuevas reglas para la financiación de campañas electorales y revea el sistema de votación, actualmente proporcional.

Mientras en Belo Horizonte murió un estudiante que suma la quinta víctima de las protestas, en Sao Paulo, un centenar de jóvenes invadió la universidad pública.

Califique
2
( votos)