Tiempo de lectura: 2' 34'' No. de palabras: 410

Partidarios y detractores del 'cacerolazo' contra el Gobierno argentino se enzarzaron hoy en una fuerte polémica a través de las redes sociales, tras conocerse que se mantiene la convocatoria pese al luto nacional decretado por las diez víctimas de una explosión de gas en la ciudad de Rosario.

Casi todos los candidatos opositores, que tenían previsto asistir a la movilización, pidieron suspender la protesta y llamaron a la ciudadanía a aguardar al domingo para expresar su descontento en las urnas.

"Si queremos transformar las cosas, tenemos la oportunidad el domingo de hacerlo. Sería bueno que la sociedad ponga la cabeza en la fiscalización y en el control de las urnas", dijo en declaraciones radiales la diputada Mónica López, del opositor Frente Renovador liderado por Sergio Massa.

"Por duelo ante la tragedia de Rosario no participaré mañana en la manifestación del 8A", expresó a través de Twitter el diputado de la conservadora Propuesta Republicana (PRO) Federico Pinedo.

La explosión de gas en un bloque de viviendas el pasado martes en la ciudad de Rosario (centro) provocó la muerte de 10 personas y heridas en más de 60, una cifra que aún puede aumentar porque sigue la búsqueda de más de una decena de personas desaparecidas.

Los organizadores de la protesta ciudadana señalaron que la convocatoria para esta noche se mantiene y agregaron la consigna "no más muertes inútiles" a los reclamos contra la corrupción, la inflación y la inseguridad.

"La gente de Rosario nos pidió que no suspendamos el cacerolazo", argumentó en radio La Red Luciano Bagallo, uno de los promotores del #8A.

"Nombrame tres muertes útiles, ya!", tuiteó la legisladora oficialista por Buenos Aires Gabriela Cerruti, una crítica que repitieron decenas de personas en esta red social.

Centenares de miles de personas salieron a la calle para protestar contra el Gobierno presidido por Cristina Fernández en las movilizaciones ciudadanas de septiembre de 2012 y el pasado abril.

Los últimos sondeos, publicados el pasado domingo, otorgaban una ventaja de cinco puntos al candidato opositor Sergio Massa, cabeza de lista del Frente Renovador, frente al postulante oficialista Martín Insaurralde en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral de Argentina.

Las elecciones primarias del próximo domingo definirán a los candidatos para los comicios legislativos del 27 de octubre, claves para el futuro de Cristina Fernández.

Califique
2
( votos)