Tiempo de lectura: 3' 38'' No. de palabras: 581

El soldado estadounidense Bradley Manning aguarda a partir de este miércoles su sentencia, luego de haber sido declarado culpable por un tribunal militar de varios cargos de espionaje tras filtrar miles de documentos secretos a WikiLeaks.

El martes, Manning fue absuelto de la acusación más grave, la de ayuda al enemigo al divulgar documentación que ayudaría a Al Qaeda, y evitó una condena a cadena perpetua.

Pero los otros 20 de los 22 cargos relacionados con la filtración de cables diplomáticos secretos podrían costarle un buen tiempo tras las rejas: unos 136 años.

La audiencia para la sentencia en la base militar de Fort Meade, en las afueras de Washington y donde se celebró el juicio, puede llevar hasta un mes, con las declaraciones de unos 10 testigos de la defensa y otro tanto de la parte acusadora, que podrían incluir al propio Manning.

El soldado de 25 años fue declarado culpable, entre otros delitos, de desobediencia al reglamento militar, fraude informático al utilizar un programa no autorizado por el sistema del ejército, desvío de los mecanismos de seguridad informática y almacenamiento ilícito de informaciones clasificadas.

Manning, que telecargó y envió al portal WikiLeaks miles de documentos clasificados del gobierno estadounidense sobre las guerras de Irak y Afganistán y 250 000 telegramas del Departamento de Estado entre noviembre de 2009 y mayo de 2010, fue arrestado hace más de tres años mientras se desempeñaba como analista de inteligencia cerca de Bagdad.

Tras admitir haber divulgado más de 700 000 documentos a la organización de Julián Assange, la culpabilidad de Manning era considerada un hecho.

La fiscalía argumentó que el soldado fue malintencionado al transmitir archivos a WikiLeaks, que luego los publicó, y que sus acciones beneficiaron directamente a Osama bin Laden y la red Al Qaeda. Pero la jueza militar Denise Lind no consideró que se produjera tal daño.

Sentando precedente 

El resultado del juicio fue mal recibido por la organización WikiLeaks, que lo tildó de un "peligroso extremismo" por parte de la administración del presidente Barack Obama.

"Peligroso extremismo, en materia de seguridad nacional, de la administración Obama. (...) Las condenas de Bradley Manning incluyen cinco cargos por espionaje. Un nuevo precedente muy grave en materia de divulgación de informaciones a la prensa", añadió el portal en su cuenta en Twitter.

Julián Assange calificó a Manning de "héroe", y aseguró que espera se apele la sentencia. "Las supuestas revelaciones de Bradley Manning sacaron a la luz crímenes de guerra, desencadenaron revoluciones y suscitaron reformas democráticas", dijo Assange, señalando que el soldado no fue autor de ningún crimen salvo el de "herir el orgullo del gobierno estadounidense".

Los abogados del soldado aseguran que se trata de un "joven ingenuo y bien intencionado" que actuó según su conciencia para arrojar luz sobre lo que consideró una mala conducta de su gobierno. Pero la fiscalía insiste que el exanalista traicionó su uniforme y a su país.

El caso es considerado fundamental para el futuro de aquellos que se atrevieron a divulgar información confidencial del gobierno estadounidense.

Así, los defensores de Manning y WikiLeaks consideran que la sentencia confirma que el exanalista de inteligencia Edward Snowden hizo bien en huir de Estados Unidos. El informático que filtró información sobre una red masiva de escuchas estadounidenses permanece bloqueado en el aeropuerto de Moscú.

imagen

Califique
2
( votos)