Tiempo de lectura: 2' 28'' No. de palabras: 399

Si bien el paro continúa, los diálogos siguen con el Gobierno a partir de mañana.

Voceros de los campesinos manifestaron este viernes en Tunja que, después de largas jornadas de diálogo, se han logrado acuerdos parciales y por eso les piden a los manifestantes que permitan el desbloqueo de las vías en el país.

En un comunicado, los campesinos rechazaron enérgicamente los actos de violencia y vandalismo y aclaran que su accionar no está relacionado con un movimiento político.

No obstante, los líderes campesinos llamaron a mantener el paro e invitan al Gobierno Nacional a mantener la mesa de diálogo en Tunja a partir de mañana sábado a las 08:00.

El ministro del Interior, Fernando Carrillo, afirmó que los acuerdos que se alcanzaron después de 100 horas de diálogos con los líderes campesinos de Boyacá, Nariño y Cundinamarca.

“Las aspiraciones de los campesinos son totalmente legítimas, pero lo sucedido ayer (jueves) es vandalismo lamentable, ajeno al movimiento campesino”, dijo Carrillo.

Así mismo, el ministro Carrillo señaló que el Gobierno seguirá dialogando y “consolidando los derechos de los campesinos. Los acuerdos anunciados en Tunja deben replicarse en todo el país”.

Tanto los campesinos como el Gobierno agradecieron a los garantes del proceso, el arzobispo de Tunja, monseñor Luis Augusto Castro; el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora; y el gobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados.

El anuncio de levantar los bloqueos de las vías se da en el día 12 del paro, horas después de que el presidente Juan Manuel Santos anunciara que había ordenado enviar a 50 mil solados a todo el país para despejar las carreteras.

El Jefe de Estado advirtió: "Ordené la militarización de Bogotá y así lo haré en cualquier sitio y zona que sea necesario". Y añadió que también dio la orden para que se "destinen 50 000 hombres de las Fuerzas Militares para que trabajen con la Policía en la movilidad de las carreteras". Esto quiere decir, el 20 por ciento de las Fuerzas Militares.

"La paciencia se agota", fue la advertencia que también lanzó Santos por los cuatro días que completaron las negociaciones con el sector agrario en Tunja (Boyacá), pero que no han dado resultados a pesar de las propuestas concretas que ha emitido el Gobierno.

Califique
2
( votos)