Tiempo de lectura: 4' 22'' No. de palabras: 707

En una declaración transmitida en la mañana de este viernes, el presidente colombiano Juan Manuel Santos rechazó los actos vandálicos que caracterizaron la protesta de este jueves en todo el país y anunció que para evitarlos ordenará la militarización de cualquier región que sea necesaria.  

El Jefe de Estado advirtió: "Ordené la militarización de Bogotá y así lo haré en cualquier sitio y zona que sea necesario". Y añadió que también dio la orden para que se "destinen 50.000 hombres de las Fuerzas Militares para que trabajen con la Policía en la movilidad de las carreteras". Esto quiere decir, el 20 por ciento de las Fuerzas Militares.  

Sobre este punto, el alcalde Gustavo Petro aseguró este viernes que le solicitó ayer al Gobierno Nacional el apoyo del Ejército a la Policía en la capital. De hecho, se han desplegado en la ciudad 8.500 hombres del Ejército.

Santos anunció que los aviones de la Fuerza Pública están dispuestos para realizar puentes aéreos y garantizar el abastecimiento de alimentos en el país y, además, mantuvo la disposición de las caravanas de acompañamiento para los transportadores.  

"La paciencia se agota", fue la advertencia que también lanzó Santos por los cuatro días que completaron las negociaciones con el sector agrario en Tunja (Boyacá), pero que no han dado resultados a pesar de las propuestas concretas que ha emitido el Gobierno.

Por eso, dijo, les ordenó a los ministros que estaban en la negociación que "regresen a Bogotá y dejen nuestras propuestas sobre la mesa" para que sean los campesinos quienes decidan si las aceptan o no para levantar el paro agrario, que este viernes completa 12 días.  

Santos afirmó que cuando están a punto de firmar un acuerdo "alguien extrañamente aparece y lo instiga a aumentar sus demandas, a correr la cerca, y se corren para atarás", lo que, a su juicio, deja claro que hay "interesados en que no se llegue a ningún acuerdo". No obstante, garantes de la mesa impidieron que los altos funcionarios se retiraran y continúan este viernes en conversaciones para buscar una salida al paro.

El Presidente advirtió que hay gente a la que solo le interesa "su propia agenda política o solo quieren desestabilizar". E hizo un señalamiento concreto: "Marcha Patriótica quiere llevarnos a una sin salida e imponernos su propia agenda; no les interesan los campesinos sino su propia agenda política".

El mandatario también agregó que los actos vandálicos de este jueves no quedarán "impunes", porque "con los vándalos y violentos no habrá ninguna contemplación".

"Vamos a conformar un cartel de los vándalos y habrá recompensas de hasta 5 millones de pesos", precisó Santos.

Agregó que los videos de los "desadaptados" que cometieron los "desmanes" serán divulgados por redes sociales e internet para que la misma ciudadanía ayude a ubicarlos para judicializarlos.


Fiscal habla de infiltración de la guerrilla

Por su parte, el fiscal general de la Nación, Eduardo Monetalegre, dijo que hay líderes sociales de la protesta campesina que tienen “vínculos muy estrechos con la guerrilla”. El jefe del ente acusador sostuvo que en medio de las marchas legítimas hay infiltraciones de integrantes de la guerrilla.

“Hago un llamado a las FARC de que en estos momentos que se busca un proceso de paz, no podemos volver a las viejas tesis de la combinación de las formas de lucha, no podemos combinar la protesta social con la lucha armada”, dijo Montealegre.

Agregó que ese es un peligro precedente para el país en el momento coyuntural que se vive. “Colombia espera un mensaje real de paz, no la infiltración de marchas legítimas a través de medios violentos”, puntualizó.

El vicefiscal Jorge Perdomo pidió la colaboración de la ciudadanía apoyo para identificar a los vándalos que producen desórdenes en las protestas para así poderlos judicializar. Perdomo, en rueda de prensa, explicó que se habilitaron dos líneas para denunciar a los responsables de desórdenes: 4149000 extensión 2645 y 5702000 extensión 1003, en Bogotá.

Califique
2
( votos)