Tiempo de lectura: 6' 5'' No. de palabras: 982

En su 'cumple' número 16, sus compañeros del colegio revistieron su banca con la bandera guayaquileña y con serpentinas celeste y blanco. En vez del 'berreado' Cumpleaños Feliz le cantaron: "Saludemos gozosos/ en armoniosos cánticos/ Esta aurora gloriosa/ Que anuncia libertad/ libertad, ¡libertad! (…)".

Sí, el himno de Guayaquil o Canción al 9 de octubre. ¿Qué más se le podría cantar a alguien que se llama Nadia Guayaquil Salazar? Cuando la mencionaban en la lista colegial era todo un martirio. Era la número 22 del listado, por detrás de una chica de apellido Gómez. En una clase, el bravucón profesor de química preguntó "¿Guayaquil?" Antes de que Nadia alcance a pronunicar el "¡Presente!",de rigor, sus compañeros, con un aliento cívico, como si festejasen las mismísimas fiestas julianas, gritaron "¡Que viva, carajo!" En otra ocasión, su amiga Wendy Gaibor le contó que frecuentemente le pasa que en esta ciudad costera, pese a ser muy poblada, todos se conocen. "¡Qué chiquito que es Guayaquil!", llegó a la conclusión Wendy. "Claro, ¡no me ves a mí!", le respondió Nadia Guayaquil, menuda chica que apenas alcanza el metro y medio de estatura.

Ahora Nadia tiene 26 años. Hace poco fue a sacar nuevamente su cédula de identidad, y ante la mirada incrédula de la chica de la ventanilla sacó el pecho y le aclaró "Sí, mi apellido es Guayaquil". Siempre le pasa lo mismo. Tiene que repetir varias veces que el nombre de la ciudad en la que vive y nació es, también, su apellido.

Guayaquil probablemente es un apellido originario de la sierra ecuatoriana. No existe aún un estudio exacto de las raíces de este árbol genealógico, pero el antepasado más lejano que se conoce nació en la pequeña Aláquez (Cotopaxi). Se llamó Rosalino Guayaquil Tapia (tatarabuelo de Nadia) y nació a mediados del siglo XIX. Junto con su esposa, Carmelina Mena Paredes, tuvieron seis hijos.

La descendencia se ha regado a diferentes sitios, de manera que hoy es posible encontrar personajes con apellido Guayaquil en las provincias de Los Ríos, Guayas y Pichincha, e inclusive se ha exportado la 'ciudad' a Italia y Colombia.

El primer Guayaquil que llegó a Guayaquil fue Gregorio Guayaquil Sánchez (bisabuelo de Nadia). Llegó a principios del siglo XX. Fue un humilde sombrerero. En el popular sector comercial de La Bahía tenía un negocio con un letrero que causaba gracia a todo transeúnte que alcanzaba a leerlo: "Sombrerería Guayaquil de Gregorio Guayaquil".

El papá de Nadia es Jorge Guayaquil Carranza. A diferencia de ella, que es emeleccista, él es barcelonista, de esos que cuando el equipo pierde se molestan en serio. Ah, es que ese es un rasgo de la personalidad de quienes llevan el apellido Guayaquil: tienen un genio de acero.

Físicamente se caracterizan por tener un mentón pronunciado, piel canela, ser lacios, jamás tener canas y ser longevos. Han existido 'Guayaquiles' que han vivido más de 100 años.

A Jorge muchos lo llaman El Cholo, otros El Taca, pero la mayoría prefiere llamarlo por su inconfundible apellido. Se crió en el barrio Garay, ubicado en el suburbio de Guayaquil, donde era un temerario marcador en el 'indor'. Es un conocido comentarista deportivo radial. En radio Estrella, donde trabaja, jamás esconde su ideología amarilla.

'El Cholo' es muy burlesco. Se mofa de Emelec y de sus hinchas. Es durísimo con los árbitros que se equivocan en la cancha. Los castiga con sus punzantes comentarios. También es amigo cercano de del 'Rey' de la Cantera. Su debilidad es su hijo menor, Jorge Andrés Guayaquil, de 7 años. Cuando está enojado y le mencionan el nombre de su pequeño, se transforma automáticamente, sonríe, vive.

Jorge es el presidente del Círculos de Periodistas Deportivos del Ecuador, Núcleo del Guayaquil. Se encarga de organizar sesiones y celebraciones para sus colegas.

Recientemente fue a realizarse un examen de sangre, y el recepcionista le dijo "Dígame la verdad. ¿Cuál es su apellido?" Jorge tuvo que abrir su billetera y mostrarle que en su cédula constaba cuatro veces la palabra "Guayaquil": en el espacio destinado a 'Lugar de nacimiento', en el que se deja para 'Lugar de expedición' y en los casilleros en el que constan los nombres y apellidos tanto del padre como de él.

Inés Guayaquil Carranza es hermana de Jorge y tía de Nadia. Llevar su apellido la hace sentir "exclusiva". A diario transita la calle y no le agrada la sobreabundancia publicitaria que ve. "Hay marketing en todo lado", dice. Cree que eso le quita esencia a la ciudad.

"Cuando me preguntan dos veces cuál es mi apellido, muchas veces no contesto", cuenta Inés. Le pasa con frecuencia. Ha vivido en Manta, Machala, Libertad, pero no se halla en ninguna otra parte que no sea Guayaquil, su Puerto, su barrio. Lo dice una persona que a diario transita la ciudad y se relaciona incluso con las calles que ya no llevan el mismo nombre que tenían en su infancia.

¿Tan extraño es que alguien cargue la ciudad en su billetera? Nadia se va a casar en los próximos meses. Su descendencia ya no cargará su apellido, pero tendrá que vivir en una ciudad que ostenta a cada rato su muy relativa Regeneración Urbana. Una ciudad que se multiplica y se festeja.

  • "Un amigo, cada que me ve, me dice: 'Guayaquileño que baila arrebatao'." Jorge Guayaquil. Periodista deportivo

  • "Llevar el apellido de la ciudad inevitablemente te hace sentir más guayaquileña." Nadia Guayaquil. Empleada privada

  • 'Mis amigas de la escuela no me decían Guayaquil, sino 'Guayas y Quil'." Inés Guayaquil. Abogada
Califique
2
( votos)