Tiempo de lectura: 3' 31'' No. de palabras: 562

A diferencia de la Selección de Ecuador, los jugadores de la selección española se concentran solos, no dos en cada habitación. Así lo aseguró Denisse Guzmán. Ella es la encargada de atender los requerimientos del equipo español y se desempeña como ejecutiva de cuentas del Hotel Sheraton, que está ubicado en el norte de Guayaquil.

Según Humberto Delgado, jefe de Seguridad del hotel, los jugadores vinieron solos. "Solo hombres están hospedados". El arquero Iker Casillas llegó a Guayaquil sin la madre de su futuro hijo, la periodista Sara Carbonero.

Cerca de 80 personas de la selección española están hospedadas exclusivamente en tres pisos del hotel, desde este lunes 12 de agosto. Ellos ocupan 70 habitaciones del hotel. Además, los salones de eventos, que se encuentran en el primer piso, fueron adecuados como comedores. Lo que se quiere es que el equipo español no tenga contacto con el resto de huéspedes.

Además, en el Sheraton no se realizarán eventos corporativos, hasta este miércoles 14 de agosto. El salón en donde antes funcionaba un casino (planta baja), fue habilitado para que la selección pueda dirigirse a los medios de comunicación.

Los alimentos que ellos ingieren son livianos. Este consiste en carnes blancas, ensalada, pasta y yogur. En cada habitación se entregan ocho botellas de agua. Delgado comentó que los jugadores cenan cerca de las 21:00 y luego se dirigen hacia sus habitaciones.

En la mañana de este 13 de agosto, la selección realizó ejercicios de estiramiento a las 10:30 y luego fueron a descansar a sus habitaciones. Aunque el equipo no pidió utilizar del gimnasio y la piscina, Delgado dijo que están a su disposición.

Para brindar mayor resguardo, el hotel duplicó la seguridad privada. 20 personas se encargan del cuidado interno y unos 30 miembros de la Policía Nacional dan su apoyo en el control externo, incluidos miembros del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), aseguró Delgado.

Por esto, el exterior del hotel está cercado con vallas y vehículos de la Policía. Los aficionados al equipo español esperan en los exteriores, en los descansos del paso peatonal para mirarlos y si es posible fotografiarlos, aunque se tiene previsto que ellos no tengan contacto con el público.

Sin embargo, la ecuatoriana Rosa Blacio –quien lucía la camiseta de la selección española- estuvo desde las 09:00 en las afueras del hotel. Ella emigró a España hace 20 años y está en Ecuador de vacaciones. "Quiero que Iker Casillas y Andrés Iniesta firmen estás dos camisetas. Una es para mi hija y la otra es para mi nieto".

En el Hotel Sonesta, que se encuentra diagonal al Sheraton, están hospedados la mayoría de los periodistas de la prensa española. Oscar Colmenar, camarógrafo del canal Mediaset, comentó que cerca de 10 medios y 30 personas vinieron a Guayaquil. Para ellos, la importancia de este partido radica en los resultados de los jugadores de la Sub 21 que jugarán este 14 de agosto contra Ecuador.

Los jugadores dejarán el hotel mañana 14 de agosto, a las 14:00 e irán al Estadio Monumental. Según Guzmán, luego del partido no regresarán al hotel sino que se dirigirán directo al Aeropuerto Internacional José Joaquín de Olmedo.

Califique
2
( votos)