Tiempo de lectura: 2' 60'' No. de palabras: 473

El duelo entre El Nacional y Universidad Católica jugado ayer no fue de alto riesgo, pero la ausencia de la vigilancia policial se sintió en el estadio Atahualpa.

En los alrededores del escenario deportivo hubo uniformados resguardando la seguridad y el tránsito. Sin embargo, el anuncio del Ministerio del Interior de no enviar policías a los interiores de los estadios ayer fue evidente en todos los accesos y en los graderíos.

En las puertas no hubo ningún tipo de control a los aficionados. Por ejemplo, en los accesos siempre se realizan cacheos y se supervisan las maletas en todas las programaciones futbolísticas.

Ayer no hubo ese tipo de control. En la cancha se pudo contar 10 uniformados que resguardaron a los árbitros del compromiso. Al final del partido hubo personal de la Asociación de Fútbol No Amateur de Pichincha (Afna) acompañando a los árbitros y separando a los jugadores de ambos equipos que discutían por algunas fricciones que se dieron en la cancha.

Galo Barreto, gerente de Afna, informó que los procedimientos de control en las puertas no se cumplieron por la orden ministerial. Aclaró que ayer sí hubo apoyo policial, pero dijo que no hubo un gran despliegue porque no era un partido de alto riesgo y se trabajó con 60 personas en las puertas.

Al compromiso de ayer ingresaron 3 337 personas, según el reporte de El Nacional, y no hubo peligro porque la hinchada de Católica no es muy numerosa. "No hemos registrado mayores problemas porque tuvimos planificado un plan", agregó Barreto.

Sin la presencia de los policías en el estadio hubo otro hecho: la venta de cerveza volvió a las gradas durante el desarrollo del partido.

¿Habrá vigilancia policial en los partidos del torneo después de las eliminatorias? Barreto detalló que ese tema lo trata la Ecuafútbol con el Ministerio del Interior y que no podía anticipar alguna respuesta.

La FEF espera resolver el tema hasta el reinicio del Campeonato, luego de las eliminatorias (15 de septiembre). En esa fecha uno de los cotejos de alto riesgo será el Deportivo Quito ante Barcelona, pero este se jugará sin público.

Liga de Quito también recibió la misma sanción y no podrá jugar con público ante Emelec (partido diferido) y ante Macará. Esto por los incidentes en el Atahualpa.

Las pérdidas

Esteban Paz, de Liga de Quito, vía Twitter, dijo que el club apoya a las barras organizadas y no a las barras bravas. Pidió que el tema no sea analizado superficialmente en la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

  • Vídeo

Patricio Torres quiere cortar la violencia

Patricio Torres, dirigente de Liga Deportiva Universitaria, habla de la violencia en el fútbol. Habla de cómo se podría frenar esos acontecimientos en los campos de juego.

El equipo albo no podrá jugar con público ante Emelec y eso afectará a la economía del club. En la primera etapa del Campeonato recibió una taquilla de USD 161 674 en ese compromiso.

Califique
2
( votos)