Tiempo de lectura: 3' 7'' No. de palabras: 502

Una carrera para la historia fue la protagonizada por los pilotos españoles Marc Márquez, Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo el pasado domingo en el circuito de Brno, en República Checa.

Fue la válida más emocionante de la temporada, donde se puso de manifiesto la supremacía de Honda y Yamaha por sobre los otros equipos y nos reveló una competencia muy apretada y peligrosa, con una serie de adelantamientos al límite de la fatalidad.

Al inicio, Lorenzo controlaba la carrera con un segundo de ventaja sobre los pilotos de Honda, pero vuelta tras vuelta se fue acortando esta diferencia con Márquez pegándose a su rueda trasera. Pero el piloto de Yamaha 'cerró la puerta' y estiró las frenadas para impedir el sobrepaso de Márquez.

A siete vueltas del final, Márquez ensayó un adelantamiento interior al filo de la banquina y pasó al primer lugar. Dos giros después, Lorenzo intentó un adelantamiento que no pudo ante la velocidad de Márquez, quien llegó a los escalofriantes 315 km/h en la recta y declaró terminado el duelo.

Casi al final, Pedrosa se hizo del segundo puesto y Lorenzo tuvo que conformarse con subir al último escalón del podio.

Márquez se convirtió en el primer piloto en vencer en cinco competencias en su primera temporada, cuatro de ellas de forma consecutiva. Suma triunfos en Alemania, Laguna Seca (California), Indianápolis (Indiana) y República Checa, algo que no hacía nadie en su primer año desde que lo consiguiera Kenny Roberts en 1978.

Tras su triunfo, el piloto catalán de 20 años consolidó su liderato en el campeonato mundial con 213 puntos. Ahora tiene 26 de diferencia sobre Pedrosa y 44 sobre Lorenzo, defensor del título.

Una batalla aparte fue la protagonizada por Cal Crutchlow, Álvaro Bautista y Valentino Rossi, quienes se disputaban la cuarta plaza.

Una falla en el neumático de Crutchlow envió al inglés al piso, dejando la puerta abierta para que 'El Doctor' Rossi se hiciera con el cuarto lugar.

Atrás y en solitario, el alemán Stefan Bradl ingresó sexto. A 35 segundos de la punta cruzó la meta el equipo Ducati.

Cuando faltan siete válidas para finalizar el año, la pelea por el campeonato mundial se va cerrando a los cuatro punteros de la tabla.

A partir de la siguiente carrera, mañana en Inglaterra, los pilotos y equipos no podrán perder un solo punto, pues llegan a la recta final en la que se jugarán todo.

Para la temporada 2014 ya hay varias sorpresas, pues se confirman dos fechas en Sudamérica, una en Argentina y otra en Brasil.

Además, se cuentan el regreso del equipo oficial de Suzuki con dos motos en parrilla y el paso de Cal Crutchlow a Ducati en remplazo de Nicky Hayden, quien abandona la casa de Borgo Panigale.

Pero antes de pensar en la siguiente temporada será necesario coronar al rey de este año.

Califique
2
( votos)