Tiempo de lectura: 4' 0'' No. de palabras: 641

Con apenas 14 años, Emiliano Riofrío logró algo importante para el Ecuador: se consagró como campeón latinoamericano individual de tenis de mesa, en el torneo realizado en Lima, Perú, del 16 al 22 de junio pasado, en la categoría 15 años. Ese resultado no se consigue desde el 2011 en esta categoría.

La historia de Emiliano en el tenis de mesa empezó hace cuatro años, por casualidad. Jordy, su mejor amigo del barrio Samanes 4, en Guayaquil, fue quien lo invitó a jugar en su casa, desde entonces se dio cuenta que tenía capacidades para este deporte. No perdió tiempo y se inscribió en la Federación de esta disciplina.

Freddy Córdova fue su primer entrenador. Riofrío poco a poco fue demostrando sus condiciones y eso le sirvió para ser tomado en cuenta para conformar la selección de FedeGuayas, donde lo entrenó Washington Zambrano.

Es hijo único y el apoyo incondicional de su madre, Marisol Aguirre, ha sido importante. Emiliano combina sus entrenamientos de dos horas diarias, en las instalaciones de la Federación de Tenis de Mesa (ubicadas atrás del estadio Modelo) con sus estudios del décimo año en el colegio José Domingo de Santiestevan.

"Es mi orgullo, mi hijo ha sabido superar duras pruebas no solo en el deportes. Sino también estar lejos de casa, lejos de la familia a su corta edad, es nuestro héroe", contó orgullosa su progenitora.

Su primera competencia oficial la realizó en Chiclayo (Perú), donde ganó su primera medalla de bronce. Esto le sirvió como impulso para seguir ascendiendo en su carrera. Posteriormente obtuvo victorias en campeonatos nacionales, que lo catapultaron a participar en torneos internacionales en Paraguay, Brasil y Argentina. En todos obtuvo al menos un tercer lugar.

Pero ganar el título de campeón latinoamericano ha sido su mayor logro. Esto le permitirá participar en el mundial de este deporte que se realizará en Eslovenia, en octubre y representará al Ecuador junto a la Selección latinoamericana que también la conforman Horacio Cifuentes (Argentina), Gustavo Yakota (Brasil) y Juan Liyau (Perú).

Emiliano tiene grandes sueños profesionales y personales. Quiere ser publicista, le gusta el diseño, los comerciales y el atractivo mundo de la creatividad, por lo que entre sus planes está estudiar marketing y graduarse de publicista para posteriormente trabajar en algunas empresas.

Pero en su mayor pasión que es el tenis se mentaliza para llegar a unos juegos olímpicos y ganar una medalla.

"Me siento muy feliz por lo alcanzado, no fue fácil, pero pude controlar mis nervios; este deporte es de mucha concentración; todo esto pude lograr gracias al apoyo de mi familia, mis amigos y mis entrenadores. Ahora mi sueño es llegar a una Olimpiada y ganar una medalla para mi país", contó el campeón.

Es admirador de Alberto Miño, medallista ecuatoriano en microtenis, quien ocupa el puesto 299 en el 'ranking' mundial de esta disciplina. Riofrío ocupa el puesto 20 del ranking de la Unión Latinoamericana de Tenis de Mesa. Y el lugar 181 en la categoría 15 años a escala mundial.

"Es mi ídolo, trato de seguir sus pasos", confesó Riofrío.

Previo a su participación en el mundial, el deportista estará en varios torneos que se realizarán en Guatemala, El Salvador y Perú como parte de su preparación.

Posteriormente, con el patrocinio de la Federación de Tenis de Mesa y el Ministerio del Deporte, entidad que le ha dado su respaldo económico, viajará hasta Austria para completar toda su preparación.

"Emiliano está en el top del continente en este deporte. Ha tenido problemas en sus rodillas pero ha sabido superar sus dolencias, lo que ha logrado no es nada fácil", contó su actual entrenador Rafael Armendáriz.

Califique
2
( votos)