Tiempo de lectura: 1' 57'' No. de palabras: 295

Una foto del futbolista brasileño del Corinthians Emerson Sheik en la que aparece dando un beso en la boca a un amigo desató hoy la polémica y provocó una manifestación de protesta de hinchas delante del centro de entrenamiento del club.

"Lo que él hizo fue una payasada. Ésta no es la actitud de un jugador del Corinthians, y queremos, como mínimo, que lo explique. No somos homófobos, pero si él quiere hacer esas cosas que se vaya a otro club", dijo uno de los hinchas en declaraciones al portal GloboEsporte.

La polémica se debe a una foto divulgada por Sheik en su página en la red social Instagram, en la que el delantero aparece saludando a un amigo (a quien identificó como Isaac) con un beso en la boca.

El artillero minimizó las protestas de los hinchas y afirmó en entrevista a la red televisiva Bandeirantes que los aficionados reflejan un "prejuicio estúpido". "El mundillo del fútbol es muy machista. Si álguien se sintió atacado, lo siento. La foto es del Emerson, la persona, no del jugador. Tengo un enorme cariño por Isaac, quien es un amigo muy especial.

Es muy querido, y su esposa está en el noveno mes de embarazo", dijo. Entre los colegas del jugador, la reacción fue muy distinta de la del grupo de aficionados. Según el portal GloboEsporte, Emerson Sheik fue aplaudido por sus compañeros en los vestuarios, antes del inicio de los entrenamientos.

El compañero de ataque del futbolista, el peruano Paolo Guerrero, salió en defensa del colega: Sheik es loco, ésto lo saben todos. Es un tipo con mucho sentido del humor, hace bromas a todo el mundo, está siempre alegre y feliz".

Califique
2
( votos)