Tiempo de lectura: 3' 32'' No. de palabras: 547

Álex Quiñónez ilusiona a Sudamérica antes del Mundial de Atletismo que se inaugurará mañana, sábado 10 de agosto, y se prolongará hasta el 18 de este mes en Moscú, Rusia. El seleccionado ecuatoriano de 24 años competirá el próximo viernes 16 del mismo mes en la prueba de los 200 metros planos.

La expectativa se genera por su séptimo lugar obtenido en la final de los Juegos Olímpicos en Londres 2012, con un tiempo de 20 segundos y 57 centésimas en los 200 m. En esa distancia, el jamaiquino Usain Bolt es el favorito para ganar la medalla de oro. Él es dueño del récord mundial (19,19) Por lesión no estará su compatriota Yohan Blake, presea de plata en los 100 metros de las Olimpiadas de Londres 2012. Tampoco correrá el estadounidense Tyson Gay, puesto que dio positivo en los controles de antidopaje. El principal obstáculo de Bolt será su compatriota Warren Weir, quien ganó bronce en los Juegos de Londres y su marca es de 19,79.

Celso Cortez, técnico ecuatoriano en las pruebas de velocidad, es realista y analiza con frialdad las posibilidades. La mejor marca de Quiñónez es 20,28 y para subirse al podio se requiere estar por debajo de los 20 segundos. Sin embargo, está convencido de que con ese tiempo tiene posibilidades de llegar a las finales.

Quiñónez competirá en Moscú como reciente campeón sudamericano en las pruebas de 100 y 200 metros planos. Esos éxitos los obtuvo en Cartagena, Colombia, siendo el primer ecuatoriano en ganar dos pruebas de velocidad en el mismo certamen.

La decisión de competir únicamente en la prueba de 200 metros planos, según Cortez, es acertada. A su criterio, la idea es evitar el agotamiento físico y mental, aunque parezca paradójico. "Si corría los 100 metros podía haberle causado estrés".

El estratega esmeraldeño nombra a otros atletas con posibilidades de brillar en los 200 metros planos, como el campeón europeo, Churandy Martina y el estadounidense Curtis Mitchell. "Álex está entre los siete mejores atletas del mundo y por eso Sudamérica apuesta por él". Pero, no descarta alguna sorpresa de otro competidor.

Para Franklin Tenorio, presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo con reconocimiento del Ministerio del Deporte, Álex llega en condiciones aceptables tras competir y entrenarse en Cuba y Colombia. "Si llega a las semifinales del torneo será positivo para nuestro país, pero mejor aún si accede a las finales".

La decisión de correr solamente la prueba de 200 metros la tomó con su entrenadora, la cubana Yosvania Molina. La razón, asegura Tenorio, es que en esa prueba se siente más seguro. Además, el exatleta coincide con Cortez que correr en dos pruebas es desgastante.

"Competir en las pruebas de 100 y 200 metros en un Mundial es una exigencia brutal". Ese pronunciamiento de Tenorio se sustenta en que debe tener un alto grado de concentración, de dominio mental y escénico.

Tenorio y Cortez develan que Quiñónez es lento en la salida tras el disparo, lo que lo ha corregido en los últimos meses. Su reacción es lenta en comparación a sus rivales. Eso le cuesta en los 100 metros. En los 200 metros tiene chance para recuperarse.

En total, Ecuador participará con 11 atletas .


Califique
2
( votos)