Tiempo de lectura: 4' 6'' No. de palabras: 686

Fredy Lobato, periodista y politólogo, analizó en el plató de EL COMERCIO el fenómeno social que generó la muerte del futbolista Christian Benítez. Con claridad, pausa y alejado de las ‘pasiones’ propias de estos hechos compartió su punto de vista sobre esta suerte de ‘luto histérico’ que se vivió en el país desde la semana pasada… y que, al parecer, aún no termina.

Pero, ¿cuáles son las alertas que deja este luto exacerbado a la sociedad ecuatoriana? Y ¿cómo explicarlas después de ocurridos los hechos?

“Hay que entender que los escenarios mediáticos son propicios para derramar las pasiones”. A raíz de esta reflexión, se entiende que las pasiones pueden ser susceptibles a ser sobredimensionadas en diferentes espacios. El fútbol,  por ejemplo, es un gran generador de dichas pasiones e incluso eleva a sus actores a un nivel de religiosidad; tal como sucedió con la muerte del futbolista.  

En este sentido el escenario mediático se ‘desbordó’. Y de ello se aprovecharon y lucraron ciertos sectores, reflexiona Lobato. La razón es que el fútbol es un objeto de idolatría que recae, en ciertos momentos, sobre la mercantilización.

El rol de los Medios en la muerte del 'El Chucho'

Fausto Segovia y Tibor Zsamboki analizan el 'luto exacerbado' que vivió la sociedad ...

A propósito de este juego mediático, el politólogo afirma que ciertos medios violaron las reglas deontológicas, incluso llegando a especular sobre las causas de la muerte del ‘Chucho’. “No hubo la contrastación debida y esto se propagó rápidamente por redes sociales”. “Yo pienso particularmente que se aprovechó del dolor de sus familiares”, apuntó.  Todo esto en clara referencia a la lógica de la inmediatez dentro de la cual se desenvolvieron los hechos.

Sin embargo todo este ‘boom’ informativo no recae únicamente sobre los medios. Actores sociales de espacios ajenos al fútbol se hicieron presentes en la despedida del futbolista. Políticos, ministros, asambleístas y dirigentes ‘acompañaron’ a la familia de Benítez en el velorio general del Coliseo Rumiñahui, además de hinchas de corazón y uno que otro curioso. Incluso el Presidente de la República se hizo presente con el respaldo a la familia y, principalmente, a la viuda.

Sobre este asunto Fredy Lobato dio su punto de vista y dijo que “hay temas con los cuales lucras y otros con los que te promocionas”. Un ejemplo de ello son los ‘memes’ que circularon en Redes Sociales en alusión a la muerte del deportista. Para el analista, esto merece una profunda reflexión e investigación por parte de la academia.

imagen

La lógica de vender información primo en los medios

Todos los medios, según Lobato, exacerbaron la ‘brevedad de la información’. Espacios estatales, públicos, independientes y privados publicitaron a su manera la muerte de Benítez. Incluso advirtió de los cuidados que se debe tener al manejar la información hoy en día. En Twitter, cualquier persona puede informar libremente. Ante esto se debe tener un tratamiento de la información basado en principios deontológicos, puntualizó.

¿Qué quedaría de una sociedad como entidad democrática cuyo único referente común sea un grupo de jugadores?

“Yo esperaría que se debe dar valor a los jugadores que están vivos también. En el caso del ‘Chucho’ se lo cuestionó en la selección pero después de su muerte se lo elevó a un papel del ídolo. La sociedad se debe plantear nuevos valores y evitar caer en vacíos y en este tipo de histerias que pueden hacer daño en la sociedad”, afirmó.

Finalmente evidenció que los espacios de expresiones están motivados por cierto tipo de dinámica social, es decir que no todos siguen o tienen los mismos espacios de difusión informativos. Por ejemplo, los conciertos de rock no tienen tanta difusión en canales masivos como lo tiene el fútbol; sin embargo, tienen gran convocatoria. Están integrados por sus propias lógicas.

Sus comentarios o preguntas pueden ser enviados a cultura@elcomercio.com o a @seccioncultura  

Califique
2
( votos)